México.-El Club Esportiu Llançà ha causado polémica y revuelo en redes sociales, ya que, durante su festejo por el ascenso, una stripper estuvo presente en el vestuario.

La mujer fue contratada por un funcionario del club con sede en Girona para que realizara un striptease frente a los jugadores recién ascendidos.

Francesc Romero, secretario del Llançà, fue el encargado de hacer la contratación, por lo cuál se disculpó con el alcalde del municipio.

El tiraje Diari de Girona fue el encargado de destapar el escándalo, motivo por el cual el club catalán decidió emitir un comunicado pidiendo disculpas.