Guerrero.- La Comisión de los Derechos Humanos del Estado de Guerrero (CDHEG) remitió a la Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) el expediente que guarda la investigación por la probable participación de elementos de la policía preventiva de Chilpancingo en la desaparición forzada de siete jóvenes.

En diciembre de 2017, la CDHEG aperturó de manera oficiosa una investigación por la desaparición de los jóvenes, informó la dependencia en un comunicado.

Derivado de las diligencias que realizó, se logró la localización de dos presuntos desaparecidos, señala el organismo sin dar mayores detalles

"El expediente que contiene estas diligencias e investigaciones ya se encuentra en poder de la CNDH, organismo que en adelante llevará la tutoría del caso", indica la CDHEG.

Después de la protesta esta mañana en las instalaciones de la CDHEG de familiares de policías preventivos y agentes de tránsito, quienes se encuentran relevados en sus funciones, el ombudsman, Ramón Navarrete Magdaleno acudió al cuartel de policías donde platicó con los oficiales y observó las condiciones en las que se encuentran.

"El ombudsman estatal constató de viva voz de los policías que en ningún momento han sido hostigados, que están percibiendo de manera puntual el pago de sus salarios y prestaciones y que en sus días libres pueden salir a sus domicilios, para posteriormente reincorporarse al cuartel en sus días laborales", indican.

"El presidente de la CDHEG señaló que estas circunstancias evidencian que existe respeto y ejercicio efectivo de la presunción de inocencia de los servidores públicos, lo cual, dijo, es una buena señal de que la investigación está siguiendo los cauces legales, como establece el Sistema Jurídico Mexicano".

El 4 de enero, el Ejército, la policía federal y estatal desarmaron a los policías municipales, los acuartelaron, y tomaron el control de la seguridad.

La corporación se encuentra bajo investigación por sus posibles vínculos con la delincuencia organizada, y la desaparición de siete jóvenes, dos de ellos aparecieron asesinados.

Ayer el secretario de Seguridad Pública municipal, Esteban Espinosas Montoya quien también se encuentra bajo investigación y reprobó los exámenes de control y confianza desde el 2016, renunció al cargo.

Por los hechos solo un policía ha sido procesado. Hasta el momento dos jóvenes se encuentran desaparecidos.