México.- La Comisión Nacional de Derechos Humanos abrió una investigación de oficio por el asesinato de Giovanni López, hombre de 30 años que fue detenido por policías de Ixtlahuacán de los Membrillos, Jalisco, por no usar cubrebocas.

La CNDH compartió un comunicado donde indicó que ejerció su facultad de atracción del caso, y aseveró que la víctima fue lesionada de gravedad al forcejear con policías por la detención arbitraria.

"(Giovanni) fue detenido por elementos de la Policía Municipal de Ixtlahuacán de los Membrillos, Jalisco, presuntamente por no utilizar cubrebocas y al forcejear con dichos servidores públicos municipales fue lesionado gravemente, lo que derivó en su posterior fallecimiento”, señaló el organismo nacional".

Además la CNDH se pronunció sobre los abusos policiales cometidos en contra de manifestantes de Guadalajara el 4 y 5 de junio, durante protestas por el asesinato de Giovanni.

Entre estos abusos hubo privaciones iegales de la libertad, golpes con palos y uso de gas lacrimógeno, además de 26 detenidos.

Enrique Alfaro, gobernador de Jalisco, se deslindó de las detenciones y acusó que el crimen organizado pudo haber ordenado las privaciones ilegales de la libertad, en un intento por “desestabilizar al estado”. Por estos hechos hay 2 agentes de la Fiscalía detenidos.

Además el gobernador pidió a la Fiscalía General de la República atraer el caso de desapariciones forzadas y privaciones ilegales de la libertad, que afectaron a cerca de 20 jóvenes.

Con información de SDP