México.- Ante las protestas de policías federales en rechazo a incorporarse a la Guardia Nacional, la sección 22 de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) dijo que el movimiento es irónico pues la Policía Federal reprimía los movimientos que exigían respeto a los derechos laborales.

“Hoy demandan lo que paradójicamente ellos reprimieron con o sin órdenes de los altos mandos, como son diálogo y respeto a sus derechos laborales ante el riesgo de perder su seguridad social. Ahora ellos están del lado que siempre reprimían”, señaló Wilbert Santiago Valdivieso, secretario de prensa y propaganda de la sección 22 de la CNTE.

Santiago Valdivieso recalcó que respetan el libre derecho a la manifestación de los policías federales, pero ahora ellos retoman los mecanismos de manifestación “que tanto reprimieron desde el 2006 y luego en el 2016 en Nochixtlán”.

“Para nosotros la Policía Federal siempre fue el brazo ejecutor del Estado como acción jurídica, judicial y represiva. Siempre recibían órdenes del Estado, y ahora que pretenden transformar a esas corporaciones que fueron cómplices de la corrupción, de violaciones a derechos humanos, derechos laborales, derechos de los pueblos que reprimieron, que laceraron derechos de inocentes y cometieron asesinatos, ahora sí, defienden sus derechos”.

“Lo que hay son privilegios que quieren seguir manteniendo como Policía Federal, Gendarmería y ahora Guardia Nacional y no nos corresponde defender la parte que les corresponde. Aunque reciben órdenes hay cadenas de mando que deben ser castigados por las graves violaciones, las balas, los gases lacrimógenos, los asesinatos, porque han sido de costos muy altos en el caso de Oaxaca con la militarización desde el 2006 y por esa cuestión seguimos exigiendo castigo”, añadió.

El vocero de la CNTE se refiere a la exigencia de castigo a mandos por las violaciones cometidas en 2006 con el exgobernador Ulises Ruiz y con el decreto 2 cuando el IEEPO se militarizó con apoyo de la participación de la Policía Federal.