México. Notimex.- Michoacán es víctima y rehén de grupos radicales que buscan desestabilizar y que tienen intereses políticos, más que laborales y legítimos, afirmo el dirigente estatal del Partido de la Revolución Democrática (PRD), Antonio Soto Sánchez.

El dirigente partidista urgió a los profesores que se mantienen en el tramo ferroviario de Caltzontzin, que se retiren y permitirán la instalación de la mesa tripartita de trabajo.

Dijo que en el día 28 de conflicto y de acuerdo con datos de la Canacintra, las pérdidas ascienden a 26 mil millones de pesos, además de que el Producto Interno Bruto (PIB) en México ya registra una merma.

“No es un juego, los maestros están causando un daño grave al país”, afirmó.

Señaló que el existen empresas que ya se encuentran paro técnico por falta de insumos, tales como dos armadoras de vehículos y productoras acereras.

En total, dijo, son once estados los que se estan viendo afectados con la paralización de las corridas ferroviarias.

En este sentido, Soto Sánchez criticó que se aplique la ley y recordó que la propia Constitución marca qué hacer cuando las de comunicación federales son obstruidas.

“Más, cuando -dijo- se encuentran en total flagrancia cometiendo un delito”.

Soto Sánchez cuestionó los salarios de hasta millón y medio anual que perciben algunos profesores y que dejan ver la necesidad de una revisión a fondo.

“Sabemos que son por lo menos tres los profesores que tienen un salario mensual superior a los 120 mil pesos mensuales, y que otros 3 mil 500 ganan salarios altísimos que superan, incluso, a los de un funcionario de primer nivel o diputado”.

En este sentido, coincidió con lo expresado el pasado viernes por el presidente Andrés Manuel López Obrador, durante su visita a Huetamo, en el sentido de que no puede haber “rebeldes sin causa”, y en que los maestros que se ostentan como radicales, en realidad son altamente conservadores.