Ciudad de México.- A dos días de arrancar el ciclo escolar 2020-2021, la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), mantiene su rechazo al regreso a clases a distancia decretado por la Secretaría de Educación Pública (SEP), por lo que maestros preparan marchas y amenazaron con no comenzar con las actividades escolares el próximo lunes 24 de agosto.

Y es que la SEP propuso comenzar clases de manera virtual, por lo que la televisión será el principal medio de aprendizaje a través de su proyecto Aprende en Casa II, que incluirá canales y horarios para los alumnos en todos los niveles escolares.

Debido a que el eje principal serán las transmisiones por el televisor y tendrán validez oficial, la Coordinadora destacó que el aprendizaje no puede ser solamente de esa manera y llamó a establecer nuevas estrategias en beneficio de los alumnos.

“No daremos paso a las clases en esas condiciones. El inicio deberá definirse con una mejor ruta”, expresó Ely López, secretario general de la sección 22 de la CNTE en una conferencia.

Por otra parte, la Coordinadora propuso mayor comunicación con los tutores y crear otras alternativas pedagógicas y didácticas, así como crear condiciones para el regreso a clases de forma presencial.

Exhortó al Gobierno a dar los recursos suficientes, para poder ofrecer servicios básicos en escuelas del país como: electricidad, internet, agua, entre otras.

En diversos estados como Michoacán, Chiapas o Oaxaca realizarán movilizaciones para solicitar a la SEP nuevas propuestas, ya que el esquema actual de aprendizaje, “excluye a maestros” y remarca la desigualdad en algunos hogares, los cuales no cuentan con un televisor o energía eléctrica.

De acuerdo con la CNTE de Chiapas, preparan una caravana motorizada para reunirse en la Plaza Central de Tuxtla Gutiérrez el próximo lunes 24. Se trata de una propuesta en “defensa de la educación”, afirmaron a través de un comunicado.

Además recalcaron su rechazo al modelo híbrido, en donde está presente tanto la educación a distancia como la presencial. Aseguraron que no existen condiciones para que los pequeños desempeñen sus clases.

Ante situaciones de pobreza en las que viven decenas de familias en el país, y debido a la crisis económica que desató la pandemia de COVID-19, la CNTE recalcó que existe un gran número de infantes que no tienen acceso a la TV o internet, además de que viven en sitios alejados de la ciudad en donde no hay posibilidad de conectarse.

Ante ello, insistió en que deben existir nuevas alternativas para implementar la estrategia de educación, la cual permita a los alumnos construir aprendizajes significativos y acordes con su contexto.