Ciudad de México.- Maestros de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), así como padres de los 43 normalistas desaparecidos en Iguala, Guerrero, marcharon sobre las calles de la capital contra el Cuarto Informe del presidente, Enrique Peña Nieto.

La marcha partió desde la mañana del campamento de la CNTE en la ciudadela, y avanzó sobre las avenidas Bucareli y Congreso de la Unión.

A su paso, los maestros reprocharon que el informe se realice a pesar de que el diálogo con el magisterio disidente que se opone a la reforma educativa fue suspendido.

Calificaron la actitud del gobierno de “cerrazón”, y advirtieron que las protestas continuarán a pesar de que el presidente ha manifestado que el diálogo entre el gobierno federal y la CNTE se reanudará hasta que los profesores regresen a clases en los estados de Guerrero, Chiapas y Oaxaca, donde se mantienen las principales protestas.

Al mediodía, el contingente llegó a San Lázaro donde, hace unos minutos, el secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong entregó el Cuarto Informe de Gobierno a los miembros del Congreso de la unión.

En la marcha también participaron miembros del Movimiento por los Derechos Constitucionales del Comercio Popular y del Trabajador no Asalariado, quienes salieron del circuito de la Plaza de la Constitución y posteriormente se unieron a los maestros.

El contingente también estuvo integrado por integrantes del Sindicato de Trabajadores de la UNAM (STUNAM).