Guerrero.- En los próximos días serán trasladados al panteón ministerial forense entre 200 y 300 cuerpos no reclamados que se tienen almacenados en las cámaras frigoríficas de Chilpancingo, Iguala y Acapulco, anunció el director del Servicio Médico Forense (Semefo) del estado de Guerrero, Ben Yehuda Martínez Villa.

Entrevista telefónica para Bajo Palabra, el funcionario dijo que en este momento las morgues tienen una saturación de cadáveres del 90 por ciento, por lo que se pretende despejar gavetas llevando al panteón ministerial algunos de estos.

Precisó que en el Semefo de Acapuclo se tienen almacenados unos 280 cadáveres, en Chilpancingo 250 y en Iguala 90, lo que da un total de 620 más otros 350 que ya han sido trasladados al panteón ministerial, lo que sumarían 970 cuerpos sin reclamar.

Explicó que para que un cuerpo pueda ser trasladado al panteón ministerial, primero se tiene que elaborar de este una carpeta integral con los dictámenes periciales que arrojó la necropsia, los estudios de antropología forense, las pruebas de dactiloscopia, odontología forense y el de genética forense, con el fin de que pueda ser identificado en cualquier momento que se presente algún familiar a reclamarlo.

Martínez Villa dijo que este proceso de traslado de tenía previsto realizar hace varios meses, pero que por la pandemia se ha venido posponiendo, porque, además, informó, el personal mayor de 60 años y los que forman parte de los sectores vulnerables al Covid-19 por tener padecimientos crónico degenerativos, fueron enviados a cuarentena, lo que también ha impedido se continuaran integrando las carpetas.

Sin embargo, dijo que en este momento "se está haciendo un trabajo intenso para integrar las carpetas, y se prevé que la próxima semana la Fiscalía General del Estado pueda aprobar que se lleven los cuerpos al panteón ministerial y con ello se desalojen las gavetas de las cámaras frigoríficas de los semefos de Iguala Acapulco y Chilpancingo".