* Hossein Nabor Guillén dice que el Ayuntamiento tiene un deudo de 120 mdp

* Recrimina que ex trabajadores confianza y ex funcionarios demandaron laboralmente y que los laudos laborales asciendan a 35 millones 358 mil 870 pesos


   

El presidente municipal de Tixtla, Hossein Nabor Guillén, informó que por la ‘quiebra’ financiera del Ayuntamiento no habría funciones durante un año en la comuna y traería afectaciones serias de pagar los adeudos.

El adeudo es de más de 120 millones de pesos, recordó en conferencia de prensa, Nabor Guillen, y detalló que los Servicios Municipales de Agua Potable y Alcantarillado (SEMAPA), tiene un adeudo de 5 millones 574 mil 752 pesos.

Reiteró que las deudas se vienen arrastrando desde hace varias administraciones, es desde 2005.

‘Otro problema son los sueldos de los trabajadores, pensiones alimenticias, préstamos y anticipos de participaciones del gobierno del Estado, pago de aguinaldo, gastos médicos,  alumbrado público, seguro de vida de policías, cuotas del ISSSTE,  fondo de ahorro, plan flexible, préstamos al ISSSPEG, bono del día de padre, pago de ataúdes, entre otros que suman un total de 5 millones, 605 mil 941 pesos’, declaró.

Sostuvo que el tema más preocupante del ayuntamiento, es el de los laudos laborales que en este momento ascienden a 35 millones 358 mil 870 pesos y que corresponde a ex funcionarios que demandaron al municipio.

‘Tenemos un problema grave en el tema de laudos y es que la mayoría de trabajadores de confianza del Ayuntamiento no entienden que sus funciones se realizan por tres años y terminada la administración, ellos se tiene que ir por dignidad pero lo que hacen es demandar y esto ha generado una crisis terrible’.

Otro de los temas que están perjudicando en gran medida la economía del ayuntamiento, es que hay un juicio mercantil, que no se le ha dado la atención y que se generó en el año,  200-2011, por la compra de fertilizante, y este se ha ido incrementado por intereses moratorios llegando a 69 millones de pesos, solo entre estos dos conceptos, por lo que derivado de ello Tixtla, enfrenta una deudo de 105 millones 196 mil 877 pesos; que sumados al resto, hacen un gran total de 120 millones de pesos.

Auguró que el adeudo derivará en serios problemas financieros con los cuales no se podrá porque Tixtla recibe un presupuesto de 30 millones de pesos, con lo cual se hace impagable la deuda.

El edil municipal reconoció que los adeudos son institucionales y como tal su administración los tiene que enfrentar, sin embargo expresó que está haciendo una revisión de cada caso porque en algunos de ellos no procede. Dijo que enviará las respectivas justificaciones a la Auditoria General del Estado (AGE) para que realice las investigaciones correspondientes y fije responsabilidades a los ex funcionarios y servidores públicos que generaron este millonario adeudo.

Nabor Guillén denunció también que durante el proceso de entrega recepción no les entregaron el informe financiero del ejercicio fiscal 2015, así como tampoco un informe del primero al 28 de enero del año en curso, en donde todavía ejercieron recursos, por lo que  apuntó ‘respecto a todos los adeudos que tiene el ayuntamiento, tenemos que hacerle frente como ayuntamiento, no podemos darle la espalda , lo que sí, vamos a hacer todas las denuncias que desde el punto de vista legal esté en nosotros como ayuntamiento ero la autoridad responsable de verificar y sancionar, es la Auditoría General del Estado’.

Además del problema financiero hay otro problema preocupante, ya les dieron el primer aviso fiscal, de que si no pagan podrían destituir a la síndica o al mismo alcalde, por lo que derivado de ello, dijo van a buscar los mecanismos que permitan llegar a un arreglo y hablar con los ex trabajadores.

‘Hoy tenemos a mucha gente, gente que se debería de ir, porque ya terminó la administración y aquí están, ellos se debe de ir por dignidad, pero no lo han hecho, por eso se va a ver como liquidar y de ese modo ya no haya tanto personal’, apuntó.