México.-Negweny El Assal es un farmacéutico retirado, de 69 años de edad, el cual ha recolectado alrededor de 120,000 colillas en las calles, con el propósito de crear arte antitabaco.

Assal utiliza hasta 8,000 colillas para crear sus obras maestras las cuales siempre advierten sobre este hábito desagradable de fumar. Assal pasa días caminando por la localidad de Blackpool, Inglaterra, para despejar las calles contaminadas y además alentar a las empresas a instalar contenedores para los desechos de colillas.

Negweny dice que normalmente puede recoger alrededor de 3,000 colillas por hora. Desde que comenzó su misión de limpieza voluntaria hace tres meses, ha creado alrededor de 50 obras de arte con mensajes antitabaco y antibasura.

Cada creación le lleva alrededor de un día para completar y asegura cada colilla de sus improvisados lienzos, cortándolas por la mitad, de manera que queden planas y usa pasta de dientes como pegamento.

‘’Puede ser muy oloroso trabajar con cigarrillos’’, dijo. ‘’Siempre llevo guantes’’.

Assal es padre de seis y abuelo de cuatro niños, vive en Luxemburgo y trabaja en Blackpool de lunes a viernes para su compañía, Cigarette Waste Management Ltd. Y dijo que eligió a Blackpool como el destino de su compañía porque es un punto turístico internacional.

arte con colillas arte con colillas.

“Quería elegir un lugar donde pudiera hacer una diferencia real. Los destinos turísticos deben ser bellos, comercian en su belleza “, dijo Assal.

“También quería transmitir mi mensaje a muchas personas. Blackpool tiene entre 11 y 13 millones de visitantes al año y el 20% de la visita del público británico aquí cada año.

“Cuando salgo, tengo mi agarrador en una mano y una cesta en la otra para recoger todas las colillas de cigarrillos. También tengo una bolsa de plástico para recoger la basura a medida que avanzo.

arte con colillas arte con colillas.

Los plásticos desechables son el mayor contribuyente a la basura marina, y las colillas de cigarrillos y los filtros son los artículos individuales más comúnmente encontrados.

“La gente no se da cuenta de que los filtros son de plástico; piensan que son de algodón ”, dice el ecologista egipcio. “Las gaviotas recogen estos desechos a menudo y los utilizan en sus nidos.

“El tabaco tóxico al final de un cigarrillo está lleno de químicos. No es bueno para los humanos y no es bueno para los animales.

“Si una persona fuma más allá del filtro, está fumando plástico. Las compañías tabacaleras tienden a hacer los filtros más pequeños para que los fumadores no fumen el plástico por accidente’’.

Su misión ahora es abrir una galería de su arte para mostrar su trabajo y difundir su mensaje.

También tiene como objetivo dar a las empresas locales 1,400 contenedores de desecho montados en la pared de forma gratuita para que se aliente a los fumadores a no dejar caer sus cigarrillos usados en el suelo.

“Mi objetivo es eliminar cada colilla de cigarrillo de las calles de Blackpool y hacer que la ciudad sea un ejemplo mostrando cómo se puede hacer”, dice Assal.