México.- La Reserva de la Biósfera de Calakmul, al sureste de Campeche, atraviesa por una de las sequías más intensas de los últimos 10 años. Ante ello, las autoridades ambientales han instalado bebederos artificiales para evitar que decenas de especies animales mueran por falta de agua.

Según reportó el noticiero En Punto, de Televisa, autoridades medioambientales de campeche instalaron 16 bebederos de 300 litros en la zona sur de la reserva estatal de Balam Kú.

El objetivo de estos bebederos es evitar que especies en peligro de extinción, como el jaguar, mueran por falta de agua.

Datos de la Secretaría de Medio Ambiente de Campeche revelan que en la última década las sequías se han prolongado y se han vuelto más extremas, afectando las 730 mil hectáreas de la reserva de la Biósfera de Calakmul, que concentra una alta diversidad biológica con:

–358 especies de aves

–75 de reptiles

–18 de anfibios

–31 de peces

–380 de mariposas

–86 de mamíferos