Acapulco, Guerrero.- Por segunda ocasión, vecinos de la colonia Rubén Jaramillo, protestaron y tomaron las oficinas del Instituto de Vivienda y Suelo Urbano (Invisur) en Acapulco, para exigir la destitución de la delegada de la dependencia, Brígida Rosa María Trani Torralba.

La funcionaria es señalada por actos de corrupción y estar en contubernio con los apoderados legales del predio que habitan.

Asimismo, los vecinos detallaron que algunos ya han sido desalojados de sus terrenos y viviendas, por lo que urgieron la intervención del gobernador, Héctor Astudillo Flores.

El movimiento de protesta fue encabezado por Guadalupe Arenas Palemonte, quien responsabilizó a la delegada Brígida de cualquier cosas que pueda pasarles.