Acapulco, Guerrero.- Transportistas del puerto de Acapulco pidieron al fiscal general del estado, Xavier Olea Paláez supervise el trabajo de empleados de los Ministerios Públicos, pues trabajan en contubernio con empresas de grúa para el arrastre de taxis, al igual que con los corralones.

El coordinador de la organización Transportistas Nuevo Horizonte para Guerrero, Rogelio Hernández Cruz, informó que en una reunión privada, choferes de taxis colectivos de las rutas Zapata, Renacimiento, Arroyo Seco  y La Sabana, exigieron la intervención de Olea Peláez.

Explicó que empleados de los Ministerios Públicos entregan trabajo a la empresa Grúas Plataforma, quienes cobran “lo que quieren” por el arrastre, y que incluso han llegado a pagar más de 8 mil pesos, además que no cuentan con una tarifa fija.

"El día de hoy por la tarde nos reuniremos con el fiscal para que  de indicaciones al plataforma (…) la dueña argumenta que ella le da dinero al Ministerio Público para que le pasen la  chamba", dijo.

Por lo que Hernández Cruz insistió en que seguirán exigiendo un tarifario que sea implementado por tránsito municipal, y que sea aprobado también por el Congreso.

Además sostuvo que mantendrán las acciones y protestas hasta que las autoridades les resuelvan,

Sin embargo, una propuesta presentada hasta el momento es que el costo del corralón sea de 250 pesos diarios.