México.- En meses pasados se reportaron denuncias sobre extorsiones hechas por presuntos policías ministeriales del Estado de México. A este escenario se sumaron las protestas de transportistas, quienes pidieron apoyo a las autoridades mexiquenses para disminuir la inseguridad en el transporte público.

Ante ello, la secretaria de Seguridad, Maribel Cervantes, dio a conocer que se aplicó un examen de confianza y control a los mandos de los municipios. El resultado no fue alentador, pues reprobó el 50% del personal que aplicó.

Se trata de alrededor de 63 directores municipales que no son aptos para llevar a cabo las tareas de seguridad en uno de los estados más complejos de la república, por lo que municipios como Chalco, Ecatepec o Naucalpan —donde los ciudadanos tienen una mayor percepción de inseguridad— decidieron cambiar a los mandos de Seguridad Pública y Tránsito.

El Ayuntamiento de Toluca entregó 500 patrullas que incluyen motocicletas y vehículos modelo Tahoe, Pick Up y Elantra, renovando el parque vehicular para Seguridad Pública a la policía municipal. Agosto, 2019. Foto: Cuartoscuro.

El examen de control y confianza también se aplicó al 90% de los policías estatales y El índice de reprobación osciló entre el 20 y 30 por ciento. Los agentes reprobados en el examen aplicado desde 2018  fueron remitidos a la Comisión de Honor y Justicia.

Sin embargo, no fueron removidos de su cargo. En palabras de la secretaria de Seguridad del Estado de México aún no hay mecanismo jurídico que permita dar de baja a los agentes que reprueban los exámenes de confianza y control: “Normalmente, lo que ocurre es que debemos reinstalarlos. Es un tema que se está tratando en el Secretariado Nacional, para ver cómo vamos a tratar este índice de reprobados”.

En entrevista para El Universal, Maribel Cervantes dio el detalle de los motivos por los cuales estos mandos y elementos no acreditaron el examen de confianza y control: su vínculo con la delincuencia organizada —se supone que la mayoría de los policías reprobados habían sido contactados por grupos delincuenciales para que los dejaran operar en la zona. Una vez que se notificó la información a los municipios mexiquenses, cada uno decidió remover a los mandos policiales.

De acuerdo con la última Encuesta Nacional de Seguridad Pública Urbana (ENSU) —llevada a cabo por el Inegi— dos de las tres ciudades con mayor percepción de inseguridad, son municipios del Estado de México.  La lista la encabeza Ecatepec de Morelos, Coatzacoalcos —en Veracruz— y Naucalpan de Juárez.