Chilpancingo, Guerrero.- El primer comedor comunitario gratuito instalado el pasado 4 de mayo en el barrio de San Antonio, en Chilpancingo, para mitigar la crisis alimentaria que padecen miles de familias a causa del Covid-19, está en riesgo de cerrar sus puertas por falta de apoyos.

Entrevistada este miércoles, Doña Viky Merino Delgado recordó que fue ella junto con sus hijos e hijas que en un principio instalaron el comedor con recursos propios y que días después de sumaron organizaciones sociales y algunos personajes políticos.

Entre ellos, dijo, el exgobernador Ángel Aguirre Rivero, el diputado local perredista Alberto Catalán Bastida y el titular del Instituto Guerrerense de la Infraestructura Física Educativa del gobierno estatal, Jorge Alcocer Navarrete.

Sin embargo, lamentó, desde hace 15 días dejaron de donar despensas para la preparación de alimentos como pollo, huevo, frijol, arroz, entre otros, lo que provocaría el cierre de este comedor comunitario que lleva por nombre "Doña Viky y Don José".

Dijo que más de 800 personas de diferentes colonias que acuden todas las tardes por sus alimentos se verían afectadas, pues tienen garantizados más de mil platillos únicamente para mañana.

Con voz entrecortada, Doña Viky manifestó lo mal que se sentiría si se cierra su comedor, sobre todo por las personas adultas que, además de pasar hambre, sufren diversas enfermedades, dijo.

Por ello, pidió el apoyo de la ciudadanía, "desde un kilo de jitomate, cebolla; desde longaniza, chicharrón, lo que puedan traer, y si pueden traer los guisos preparados, pues mucho mejor".

A la 1:00 de la tarde, señoras, señores e incluso niños ya se encontraban realizando una enorme fila para recibir sus alimentos en el comedor comunitario gratuito, ubicado exactamente en la calle Niños Héroes del barrio de San Antonio, en esta ciudad.