Chilpancingo, Gro.- Comerciantes establecidos "no esenciales" del primer cuadro de la capital, marcharon y bloquearon en Chilpancingo para exigir al alcalde Antonio Gaspar Beltrán y al gobernador Héctor Astudillo Flores la reapertura de sus negocios, que fueron cerrados por la pandemia del Covid-19.

La movilización de al menos 80 vendedores inició alrededor de las 11:30 de la mañana de la alameda central "Francisco Granados Maldonado" y culminó en la avenida Ignacio Ramírez, misma que bloquearon, justo frente al Ayuntamiento local.

Elíseo Romero, dueño de un negocio de accesorios y telefonía celular, dijo que la principal demanda a los dos primeros niveles de gobierno es la reapertura de más de 300 establecimientos de las avenidas Alemán, Juárez, andador Zapata y de la calle Baltazar R. Leyva Mancilla, ubicados en el centro de la ciudad.

"Le tenemos más miedo al hambre, que al gobierno del estado, le tenemos más miedo al hambre que a la Guardia Nacional. Sólo queremos que nos dejen trabajar", manifestó otro de los vendedores, cuyo nombre no proporcionó.

Elíseo Romero recordó que sus locales "no esenciales" se encuentran cerrados desde hace casi dos meses por la pandemia y que el alcalde Antonio Gaspar Beltrán les había prometido que les autorizaría reabrir a partir del 1 de junio, pero que no fue así.

Lo anterior, dijo, ha provocado que sus ingresos monetarios cayeran considerablemente por las bajas ventas, lo que a la vez ha causado retrasos en el pago de sus rentas, algunas de las cuales ascienden a 50 mil pesos.

Los manifestantes advirtieron con reaperturar por sí mismos sus negocios en el transcurso de las próximas horas, si no obtienen una respuesta a su demanda.

Como se recordará, el gobernador Héctor Astudillo Flores decretó la extensión de la jornada de sana distancia y el "Quédate en Casa" hasta el 15 de junio, pues los números de infectados y fallecidos por Covid-19 no paran en Guerrero.