Acapulco.- Esta mañana alrededor de 200 comerciantes que laboran en las diferentes playas de Acapulco, bloquearon la costera Miguel Alemán a la altura del asta bandera, para demandar al gobierno municipal apoyos económicos para solventar gastos durante la contingencia sanitaria por el COVID-19.

Los vendedores, cerraron en su totalidad los carriles de la costera Miguel Alemán. Manifestaron que de no tener visita de turistas por la epidemia, no tendrán ingresos para cubrir las necesidades de sus familias.

En entrevista la prestadora de servicios turísticos, Lucila de los Santos, denunció que desde hace tres días se encuentran cerradas las playas debido a las instrucciones de las autoridades municipales.

"Desde hace tres días no nos permiten ingresar a las playas por la contingencia que estamos padeciendo, pero,  ¿de qué vamos a vivir'?, yo tengo tres hijos y no he podido vender", expresó.

Durante la manifestación solicitaron una audiencia con la presidenta Adela Román Ocampo, o de lo contrario iniciaran una serie de movilizaciones en la ciudad, aún con la contingencia sanitaria que se decretó por las autoridades de los tres niveles de gobierno.

El miércoles pasado el Ayuntamiento del puerto, ordenó el cierre de comercios, e instruyó no asistir a playas para evitar la propagación del virus. Hasta el momento Acapulco tiene tres casos confirmados de Covid-19.

Luego de unos minutos, los comerciantes, fueron atendidos en el lugar por el subsecretario de asuntos políticos y religiosos del ayuntamiento, Marco Antonio Adame Bello, quien solicitó hacer una relación de los vendedores con la finalidad de iniciar acuerdos.