Guerrero.- Comerciantes instalados entre la colonia Rufo Figueroa y la Avenida Insurgentes, denunciaron haber sido víctimas de un desalojo “ilegal” por parte de autoridades municipales.

En entrevista, el líder de los locatarios Fidel Mendoza Alarcón refirió que el incidente ocurrió la madrugada del domingo, con la participación de elementos de la Dirección de Gobernación y Policías Municipales.

Expresó que el personal del ayuntamiento, no pudo comprobar documentos oficiales que acreditaran el desalojo, aunque sí realizaron daños a las estructuras de los negocios, construidos a base de madera y herrería.

En varios puntos de la fachada de los tres negocios afectados, fueron colocados sellos de la Secretaría de Desarrollo Urbano, Recursos Naturales y Ecología.

La madrugada del domingo, a dicho lugar arribó un grupo de personas con maquinaria pesada para derribar los establecimientos. Los propietarios refirieron que las personas robaron dinero y otras pertenencias.

Mendoza Alarcón aseguró que el hecho, estuvo coordinado por un comité de vecinos, cuya labor es atender la Capilla del Señor de las Misericordias, y personal del Ayuntamiento de Chilpancingo.