La Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño (Canacope-Servytur) de la Ciudad de México alertó a los negocios sobre una ola de "falsos inspectores" que extorsionan a los pequeños empresarios con hasta tres mil pesos por visita.

Asimismo, los comerciantes también denunciaron la práctica de inspecciones que consideraron fuera de la ley por parte del Instituto de Verificación Administrativa (Invea).

En conferencia de prensa, el presidente del organismo, Gerardo López Becerra, explicó que ambas prácticas fraudulentas se empezaron a registrar una vez que finalizó el proceso electoral, lo que ha propiciado grandes vacíos administrativos en las demarcaciones.

Denunció que la problemática de falsos inspectores, los cuales se acreditan con identificaciones apócrifas y logotipos oficiales escaneados en toda la ciudad, en tanto que la inspección del Invea se realiza principalmente en la delegación Cuauhtémoc.

Respecto a los falsos inspectores que acuden a los negocios, dijo que éstos se caracterizan por extorsionar a los comerciantes a cambio de evitar algún tipo de sanción, e incluso les llegan a pedir sumas que van desde 500 pesos hasta tres mil pesos por visita.

Además se presentan con documentación, sellos y logotipos de las dependencias para las que dicen trabajar sacados de Internet o escaneados, y citan reglamentos falsos, aunque conocen el procedimiento.

"Aunque este modus operandi lo hemos constatado en la Ciudad de México, el fenómeno puede estar sucediendo a nivel nacional en las entidades que están por cambiar sus autoridades, luego del proceso electoral, pues los falsos inspectores se están aprovechando de la falta de coordinación y el cambio de funcionarios", agregó.

La documentación que presentan los supuestos inspectores está marcada con sellos de la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecología del Gobierno de la Ciudad de México, de la Secretaría de Protección Civil y del Servicio de Administración Tributaria (SAT).

Por otra parte, las inspecciones que realiza el personal del Invea “están amañanadas y fuera de la ley”, y pueden responder a intereses de terceros, además de que existen dos casos documentados al respecto y se presentarán las quejas y denuncias correspondientes.

López Becerra recordó que a partir de las modificaciones a la Ley de Establecimientos Mercantiles, hubo un importante relajamiento en las causales de sanción e incluso el comerciante se puede negar a la inspección, por lo que deben evitar ser sorprendidos.

Notimex