La Cámara de Comercio, Servicios y Turismo en Pequeño de la Ciudad de México (Canacope) confió en que las autoridades capitalinas evitarán que se afecten los derechos ciudadanos ante la amenaza de la CNTE de colapsar de nuevo la capital del país a partir del próximo 15 de mayo.

La presidenta del organismo empresarial, Ada Irma Cruz, expresó que el juego político de presión, molestia y prepotencia hacia la ciudadanía, que tiene bien asimilado la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE), debe ser rechazado por las autoridades de Educación Pública y Gobernación.

Lo anterior, acelerando los trabajos de diálogo hasta donde éste pueda ser fructífero y hacer acatar los acuerdos o resoluciones a todas las partes, por lo que pidió no dar pie a que las protestas se trasladen lejos de su lugar de origen, donde se pierde el sentido y naturaleza de la misma.

“En la Canacope-Servytur confiamos en que las autoridades del Gobierno de la Ciudad de México garantizarán el derecho a la libre manifestación y eviten que se afecten los derechos de los ciudadanos para ejercer su vida cotidiana, sin detrimento de su movilidad y derecho al trabajo, más aún, en el marco de la emergencia ambiental que padece el Valle de México”, dijo.

Enfatizó que en este marco se debe impedir que vuelvan los manifestantes a la ciudad, que en el pasado reciente hicieron vivir episodios negros como los 889 días de ocupación del Monumento a la Revolución, entre septiembre de 2013 y febrero de 2016, con pérdidas económicas superiores a los dos mil 500 millones de pesos.

En el perímetro de la Plaza de la República afectado por el plantón anterior de la CNTE, en la colonia Tabacalera, más de 400 negocios de los que dependen cerca de dos mil 500 familias, apenas comienzan a recuperar su economía a través de trabajo y esfuerzo para promover el atractivo de esta zona y recobrar la confianza de consumidores y visitantes.

Sin embargo la posibilidad de una nueva ocupación, sumada a las deudas y daños económicos a inversiones y salarios, ya están generando un clima propicio para tensiones que pone en peligro la convivencia en la zona del Monumento a la Revolución.

Con información de Notimex