Acapulco, Guerrero.-  La dirección de Vía Pública de Acapulco anunció que permitirá el reinicio gradual de actividades a comerciantes informales en la ciudad.

Lo anterior, informó, ante la necesidad de que las familias generen ingresos para subsistir, luego de tres meses de inactividad por la contingencia provocada por la pandemia de Covid-19.

El director de la dependencia, Iván Hernández Caballero, explicó que al pasar Acapulco a la fase naranja del semáforo epidemiológico, el ayuntamiento ha pedido el cumplimiento riguroso del protocolo sanitario en todos los establecimientos, tanto formales como informales, y que  por ello se mantiene constante diálogo con los vendedores ambulantes.

Se busca, dijo el funcionario municipal, que alrededor de mil 130 comerciantes que fueron retirados de la vía pública durante la fase de alerta máxima, vuelvan a instalarse para vender sus productos, pero con estricto seguimiento de las medidas sanitarias como el uso de cubrebocas, aplicación de gel antibacterial alcoholizado y aplicar la sana distancia para evitar más contagios y rebrotes comunitarios.

Recalcó que se estará apoyando a quienes cuentan con permisos vigentes expedidos por el Ayuntamiento para instalar gradualmente a comerciantes informales en lugares de tránsito peatonal donde no provoquen aglomeraciones en la “nueva normalidad”.

Hernández Caballero indicó que el pasado fin de semana se realizó otro operativo para retirar a 230 comerciantes del tianguis de la colonia Emiliano Zapata, quienes han reincidido en instalarse sin aplicar las medidas sanitarias establecidas.