Acapulco, Guerrero. La llegada del presidente de la República Enrique Peña Nieto a la comunidad de Tres Palos de este municipio, fue ovacionada por los asistentes —la mayoría mujeres— que a su paso lo jalaron para tomarse fotos con él, antes de que fueran anunciados “los 200 comedores comunitarios” creados en este municipio, motivo de la visita del mandatario.

El lugar fue fraccionado para el público que asistió a presenciar el acto. Hasta atrás, los vecinos de las colonias aledañas que serían beneficiados con los comedores, adelante, funcionarios y secretarios de los tres órdenes de gobierno y a los lados, las cocineras que atenderán los comedores. Más adelante, y al frente, unos cien marinos.

Su llegada en helicóptero y sus pasos fueron cuidados por miembros del Estado Mayor Presidencial que detrás de Peña Nieto resguardaban su seguridad ante las personas que se abalanzaban sobre él aunque sea para tocarlo.

Además de porras para Peña Nieto, los hurras para el programa federal Prospera inundaron el lugar.

El primero en hablar fue el gobernador Héctor Astudillo Flores, quien reiteró que en los últimos días la entidad ha sido visitada por todo el gabinete.

“El gabinete de seguridad ha estado presente para enfrentar momentos de dolor en el estado. Nuestros principales enemigos son la pobreza, la inseguridad y el rezago”, dijo.

En el acto se anunciaron 200 comedores más que se suman a los mil que ya existían. En total, mil 200 comedores comunitarios para Acapulco. Acción que para el gobernador “confirma el trabajo sólido del presidente de la República, para los que menos tienen en Guerrero”.

En materia de vivienda, Astudillo anunció la construcción de 9 mil viviendas. En salud, hizo referencia a la entrega el hospital de “tercer nivel” en la comunidad de El Quemado y “una importante cantidad de hospitales en las diferentes regiones de Guerrero”.

Recordó que mañana iniciará en Acapulco la operatividad del transporte masivo Acabús. También habló del Macrotúnel que visitó en días pasados, el cual operará en 2017. Además de enumerar los beneficios a 130 mil estudiantes afiliados al IMSS y la inauguración del Puente Lomas de Chapultepec en próximos días.

Esta es, dijo el gobernador, la visita número 31 del presidente de la República en Guerrero.

“Tiene en Guerrero aliados que le reconocen su trabajo, su visita demuestra la solidaridad con Guerrero. Decididos con usted, a que los guerrerenses mantengan la esperanza de vivir mejor”, dijo en su discurso.

Le siguió el secretario de Desarrollo Social, José Antonio Meade Kuribreña, que coincidió con Astudillo en que Guerrero “es el estado más visitado por el presidente. Pero acá señor, venimos a dar comedores donde comen niños, mujeres y ancianos”.

Y con la Comisión Nacional del Agua, anunció unas 270 obras de luz, drenaje y agua, para los comedores “de todo el país”, ademas de internet. Este que se inaugura en la zona Diamante en Acapulco ya cuenta con internet, presumió.

La razón de ser de los comedores, dijo, es para alimentar, con “comida balanceada” y “nutritiva” a los más pobres. “Vamos a cambiar el menú para que se sientan como en casa”.

“A las 5:00 de la mañana llegamos a laborar; ahí se come balanceado, nutritivo y la gente se llena”, dijo la cocinera voluntaria Martha Carolina Hernández Aguirre.

Ya al micrófono, Peña Nieto agradeció la presencia de los asistentes, que lo interrumpieron con aplausos y uno que otro “papacito”. “Con gratitud y con cariño saludo a las mujeres voluntarias que se han sumado a la cruzada nacional contra él hambre”, dijo.

“Me vine a dar un remojón no a la laguna de Tres Palos, sino con la gente”, añadió.

Dijo que le convoca un compromiso para Guerrero, en donde se tiene el mayor número de comedores comunitarios en todo el país y “hoy vengo a entregar 200”.

Los 200 comedores que se entregaron hoy en Acapulco, no “es una cifra más”, sino una “garantía de alimentos para los que no tienen. Estoy al pendiente y dando puntual respuesta a las tareas que nos hemos puesto, no los hemos dejado solos”.