México.-A un año de la identificación de la niña Lupita, conocida como “calcetitas rojas”, quien permaneció nueve meses en calidad de desconocida en el forense de Nezahualcóyotl, este jueves inició el juicio contra su madre, Yadira Medina, y su pareja, Pablo Rodríguez Escamilla, por feminicidio.

Marina Concepción, tía de la menor, fue la primera en testificar en el juzgado oral del penal de Nezahualcóyotl,. Dijo que, su hermana y su cuñado, presuntos responsables de la muerte de la menor, engañaron a la familia durante meses al decir que Lupita vivía con otro pariente.

No puedo permitir que esto se quede así, que le hayan hecho tanto daño a la niña, yo no los estoy acusando a ellos, las autoridades van a determinar si son culpables o no, pero mi hermana sabe definitivamente que a esa niña yo la quería cuidar y yo se la pedí y no me la quisieron dar”, afirmó Marina.

El 8 de marzo de 2017 el cuerpo de la niña, ubicado solo por unas calcetas rojas, fue encontrado en un basurero en el bordo de Xochiaca, en Nezahualcóyotl. Durante casi 9 meses, los restos de la menor permanecieron sin identificar. Después se supo que su nombre era Lupita, de cuatro años de edad, y que murió luego de ser golpeada por su padrastro y su madre.

La Fiscalía General del Estado de México pidió una pena de 70 años de cárcel para la pareja.

Los familiares de la niña señalaron que han recibido amenazas de parte de parientes de Pablo para que retiren la demanda.

Durante la audiencia inicial de este juicio, Yadira lloró cuando su hermana testificó en su contra. A Pablo se le vio tranquilo.