México.- A 51 años de la matanza de Tlatelolco, la marcha en conmemoración por el 2 de octubre unió en sus luchas al Comité del 68 y a los padres de los 43 normalistas de Ayotzinapa, quienes acompañaron la vanguardia del contingente.

En el Zócalo, tras marchar por más de una hora, familiares de los normalistas subieron al templete y llamaron a unir las luchas para detener la violencia y generar un "cambio real en el país".

En tanto, miembros del Comité del 68 tomaron los micrófonos para pedir a los grupos violentos que se unieron a la movilización cesar las agresiones y evitar afectar a quienes asistieron a la marcha.

Bajo el Sol y en punto de las 16:00 horas los contingentes partieron de la plaza de las Tres Culturas gritando consignas en las que exigían la presentación "con vida" de los 43 estudiantes normalistas desaparecidos hace 5 años.

Esta vez en la manifestación se contó con un llamado 'cinturón de paz', integrado por civiles, desde niños, jóvenes, hombres y mujeres, quienes formaron una valla humana que protegió a los manifestantes.

Con playeras blancas con la leyenda "2 de octubre no se olvida", se identificaron quienes conformaron el cerco y que se mantuvieron acompañando la manifestación.

Fue en 5 de Mayo y Eje Central que un grupo de encapuchados rompieron la valla humana, agredieron a los del 'cinturón de paz', atacaron a policías, lanzaron petardos y causaron daños al Banco de México.

La gresca de encapuchados contra policías se prolongó en las calles del Centro Histórico, petardos y piedras llovían, las pintas no faltaron, pero los policías mantuvieron su posición para evitar que ese grupo se dispersara.