México.-El comité Olímpico y Paralímpico de Estados Unidos (USOPC) se prepara para recortes de hasta 20% en sus gastos debido a la pandemia de coronavirus y advierte que una cancelación de los Juegos de Tokio sería “devastadora” para esa organización y para los deportistas.

The Associated Press recibió una copia de una carta enviada por la directora general del USOPC Sarah Hirschland a líderes deportivos. En el documento, Hirschland afirma que los recortes de entre 10 y 20% son “necesarios para lograr un balance financiero ante el retraso actual en los ingresos y la declinación que se espera” en los próximos años.

La carta va acompañada por una lista de preguntas y respuestas que analizó la posibilidad de que los Juegos Olímpicos, cuyo comienzo se ha postergado un año, a julio de 2021, pudieran cancelarse si la propagación del coronavirus no se contiene para entonces.

“Hay que entender plenamente lo que esa posibilidad significaría para nuestra organización, así que ciertamente la hemos considerado y evaluado”, indica la nota. “El impacto de la cancelación sería devastador para nuestros deportistas en primer lugar, y eso sería lo más importante. Pero también lo sería para nuestra salud y estabilidad financiera. Sobreviviríamos a ese escenario, pero el impacto sería severo”.

Parecen improbables los recortes de empleos o las reducciones de salarios entre los 500 empleados del USOPC —cuya mayor parte labora en las oficinas generales en Colorado Springs. Sin embargo, la parte de preguntas y respuestas advierte: “Analizaremos los costos más amplios del programa, servicios y personal, antes de considerar recortes o licencias”.

Hirschland dijo que las decisiones se tomarán a finales de mayo.

La mayoría de las 50 organizaciones deportivas afiliadas al USOPC enfrentaba ya una situación complicada. Muchas podrían ver además reducidos los montos que reciben de la federación en forma de subvenciones y otros fondos para apoyar a los deportistas.

“En vez de intentar una reducción simple y generalizada, tomaremos decisiones estratégicas con base en los recursos necesarios para continuar con los programas, servicios y funciones de misión crítica”, escribió Hirshland, quien dijo también que ha aceptado un recorte de 20% en su paga.

El resto del equipo ejecutivo verá reducido en 10% su sueldo al menos hasta el final del año.

Normalmente, el presupuesto del USOPC se define en ciclos de cuatro años. La mayor inyección de dinero llega en el año de los Juegos Olímpicos de verano, cuando se colocan en su máximo nivel los pagos de la TV.

En caso de que los Olímpicos se realicen como está previsto, el dinero de la TV llegará ahora en 2021, un año tarde. Pero el retraso tendrá un impacto negativo sobre un acuerdo de mercadotecnia que el USOPC alcanzó con organizadores de los Juegos de 2028 en Los Ángeles.

Ese contrato entraría en vigencia el año próximo.

Prácticamente todos los contratos de “marketing” fijados para 2021 tendrán que alterarse. Y los que debían expirar en 2020 podrían extenderse.

Entretanto, una cancelación total de los Juegos pondría al USOPC en territorio inexplorado. La organización tendría que tomar quizá recursos del fondo de 200 millones de dólares, conformado con el superávit de los Juegos de 1984 en Los Ángeles.