Ciudad de México.-Si has notado que las manchas de la piel provocadas por acné, son casi imposibles de quitar, ¡guarda la calma! Existen distintas soluciones con las que SÍ podemos combatir este problema, que van desde pequeños cambios en nuestra rutina de belleza, hasta tratamientos con un poco más de intervención y que consiguen ganarle la batalla a las molestas manchitas para lograr un rostro uniforme.

¿Quieres saber exactamente lo que debes hacer? Sigue leyendo para que descubras lo que consultamos con Diana Victoria Ramos, experta en biotecnología y formulación cosmética, en conjunto con la dermatóloga, Susana Sil, ¡y así tengas la información completa de los especialistas!

Este es el tipo de acné que te deja manchas

Antes de conocer cómo tratar la hiperpigmentación, tenemos que saber el tipo de acné al que nos estamos enfrentando. Aquel que deja manchas residuales, es el que se inflama y lo vemos en granos “gorditos” que duelen, ¿los has tenido?

“Cuando la piel se inflama, para nuestro organismo es como una lesión, por lo que el cuerpo, mediante procesos bioquímicos, estimula a los melanocitos para que produzcan melanina, la cual servirá como protección”, comenta Diana.

Las expertas también afirman que este tipo de manchas post inflamatorias suelen ser de color rosado a rojo, en las pieles blancas, y cafés a más oscuras, en las pieles morenas, ya que las más claras tienen menos melanina. Ya que lo entiendes mejor, ¡podemos proceder a las soluciones!

Para ponerles fin lo más pronto posible, es indispensable acudir con el dermatólogo para que analice tu tipo de piel y verifique la severidad del problema. “Para prevenir las manchas, primero hay que tratar el acné inflamatorio. Los dermatólogos dan terapias despigmentantes con tratamientos nocturnos para el acné”, confirma Susana.

Primero, ella recomienda utilizar jabones que vayan hacia un pH neutro y usar bloqueador todas las mañanas, en especial los que indican en la etiqueta “no comedogénico” -ya que son más líquidos-, así como retocarlo cada 4 horas. Si la piel es oily y deseas hidratar, lo mejor es usar un suero a base de agua para no engrasar más.

En este punto, Diana sugiere incluir antioxidantes en nuestra rutina matutina, además de no reventar los brotes de acné. “Si ya presentas la inflamación, puedes usar corticoides para disminuirla y así evitar la pigmentación de la misma”, señala la experta en formulación cosmética.

Por parte del maquillaje, Susana Sil comenta que lo ideal no es usarlo, pero que, si quieres hacerlo, te inclines por los que sean oil free y los que tengan un poco de ácido salicílico en su formulación.

En la noche, es imprescindible desmaquillar (el agua micelar es la opción), volver a lavar la cara con el jabón para piel con acné y proceder al tratamiento despigmentante que haya sugerido el dermatólogo.

Tratamientos para eliminar las manchas

Entrando al tema de los tratamientos, sabemos que se trata de una guía personalizada según tu diagnóstico, pero Diana nos ayuda a clasificarlos en dos. Los primeros son los tratamientos para eliminar la melanina, que se hacen mediante láser, luz pulsada o peelings químicos para estimular la renovación celular en las capas de la piel y la mancha disminuya su intensidad.

La otra clasificación de tratamientos tiene que ver con la regulación de la melanina, la cual se realiza con sustancias químicas que normalizan o bloquean la producción de la misma y logran aclarar la mancha. “Entre los activos principales encontramos: hidroquinona, ácido kójico, ácido retinoico, ácido glicólico, vitamina C, ácido tranexámico, alfa arbutina, ácido azelaico, este último siendo el que tiene mejores resultados en el tratamiento”, declara Diana.

La dermatóloga Sil, agrega que las microagujas con sueros despigmentantes, también son una gran alternativa y que, en el caso de los ácidos, es básico ser asesorada por un experto para prevenir irritación.

Ahora que ya tienes toda la información en tus manos de la mano de la experta Diana Victoria Ramos es momento de dar el primer paso para eliminar las manchas por acné ¡y comenzar a mejorar tus hábitos de belleza!


Con información de Glamour