Ciudad de México.-Canadá es uno de los destinos más populares a teneruna vez los vuelos comiencen a normalizarse, y pasada la crisis epidemiológica mundial desatada por el COVID-19. Si ya has tramitado tu visa Canadá Turista, entonces ya tienes una gran parte del trabajo listo. Ahora solo quedará el proceso de planificación, para que tu viaje sea increíble y sin ningún contratiempo.

Es necesario tener en cuenta que el mundo ha cambiado y la manera de viajar también se ha transformado significativamente. Pero no se trata de entrar en pánico y estar en estado de alerta constante con la paranoia al límite. Todo es cuestión de tener prudencia y acatar las normas de control sanitario para evitar entrar en situaciones de alto riesgo de contagio.

Después de un largo periodo de cuarentena preventiva, viajar es uno de los placeres que se encuentra presente en el anhelo de muchos amantes del turismo. Y es que Canadá no solo nos ofrece paisajes alucinantes, sino que, también podemos encontrar una increíble influencia de cultura francesa, una arquitectura deslumbrante y recursos naturales que harán de tu experiencia algo inolvidable.

Respeta las medidas de seguridad

Repentinamente, de la noche a la mañana perdimos la posibilidad de viajar ante el brote masivo de contagios que se desataron en diferentes países. Muchos vuelos fueron cancelados y reprogramados hasta nuevo aviso, pero el verano está cerca y es probable que tengamos que contemplar nuevos protocolos de seguridad que nos mantendrán a salvo.

Planificar nuestras vacaciones post coronavirus requiere de un equilibrio de compensación a dos elementos que estuvieron presentes durante el confinamiento estricto. Uno de ellos es el efecto biológico (sedentarismo e inactividad) y el otro es el psicológico (miedo, ansiedad y paranoia).

Valora diferentes opciones de hospedaje

Es muy probable que las restricciones se conviertan en un verdadero dolor de cabeza. Siempre ten un Plan B bajo la manga y asegúrate de que el lugar que has seleccionado cumpla con los protocolos sanitarios de desinfección.

Hoteles muy concurridos no parecen ser una buena idea por el momento, así que, puedes optar por lugares un poco menos visitados, ya que, esto disminuye el riesgo de contagio en caso de un rebrote en la ciudad canadiense donde te encuentres.

La flexibilidad con el itinerario

Viajar, aunque suele ser una actividad para despejar la mente y dejar atrás la rutina, suele ser una actividad que involucra de manera intrínseca un poco de estrés por la planificación, itinerarios y cronogramas.

Pero tomar en cuenta posibles imprevistos, cancelaciones de vuelos o retrasos, puede hacer que no resulte del todo sorpresa. La seguridad de viajar en estas condiciones no es definitiva, cualquiera puede ser un portador asintomático, por lo que, es necesario utilizar guantes y mascarillas en lugares públicos.

Intenta actividades al aire libre

Aunque una noche en la ciudad puede ser una experiencia excitante, intenta sacar el máximo provecho a las riquezas naturales de Canadá. Puedes acudir a lugares como el Lago Moraine o Revelstoke, pues sin duda la reconexión con la naturaleza te hará volver a sentir más animado y con más fuerza para afrontar los próximos meses.