México.-Primero llegaron las dos palomas para saber cuándo una persona había recibido tu mensaje. Luego las palomas azules para acusarte de que este había sido leído.

Todo esto aunado a WhatsApp echándote de cabeza cuando estás en línea o cuánto fue la última vez que te conectaste, vuelve todo un poco complicado. Pero no, no para ahí: ahora tampoco puedes reenviar mensajes sin ser delatado, pues en dicho mensaje se leerá la leyenda “reenviado”.

A veces las soluciones a los problemas más complejos suelen ser extremadamente sencillas, y este es uno de esos casos. ¿Sabías cómo era la vida antes de que existiera la opción de “reenviar” en WhatsApp? Bueno, se usaba el famosísimo copy-paste, ‘la vieja confiable’ para pasar el chisme a todo el mundo.

Sólo mantén presionado el mensaje en cuestión y oprime copiar. Listo. Después ve a la conversación a la que lo quieres enviar, mantén oprimido el cuadro donde escribes y presiona pegar.

En el caso de las imágenes, en iPhone la puedes mantener presionada y luego copiarla, pero en Android esta opción no existe. En este caso, abre la imagen, vete al menú de los tres puntos y luego “Ver en galería”. Desde la galería podrás compartirla a la conversación que quieras sin que aparezca el molesto mensaje.

Y así puedes mandar ese mensaje e imagen cuantas veces quieras sin necesidad de que te acusen de que lo estás reenviando. Lo más importante es la privacidad.