México. Notimex.- Natalia Toledo, titular de la Subsecretaría de Diversidad Cultural, despidió a la poeta Minerva Margarita Villarreal (1957-2019), quien murió ayer en su natal Nuevo León, a los 62 años de edad.

“Querida poeta, todos tenemos el pendiente de la despedida en este suelo del mundo. Queda tu poesía y tu universo de palabras. Buen retorno”, señaló en su red social la también poeta y funcionaria de la Secretaría de Cultura.

Al mismo tiempo, se dejaron escuchar otras voces del mundo cultural resaltando el trabajo de la directora de la Capilla Alfonsina Biblioteca Universitaria de ese estado del norte del país. Para el Colegio de San Ildefonso, fue una gran poeta, editora, incansable promotora cultural y gran ser humano que a muchos tocó con su palabra.

La autora de Tálamo y Las maneras del agua —considerada una de las mejores poetas de México— se desempeñaba como académica en la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Autónoma de Nuevo León (UANL); desde 2005 permanecía al frente de uno de los recintos más importantes de México y América Latina donde se resguarda la obra de Alfonso Reyes.

El pasado 11 de abril, la Academia Mexicana de la Lengua (AML) la designó como académica correspondiente en la ciudad de Monterrey, Nuevo León. Para la escritora, el nombramiento fue un reconocimiento a su trayectoria ligada a la poesía, junto a su labor al frente de la Capilla Alfonsina de la UANL.

Nacida en Montemorelos, Nuevo León, estudió la licenciatura en Sociología, el diplomado en Teatro y la maestría en Letras Españolas en la UANL, en el inicio de este sexenio fue nombrada asesora de Coordinación de Memoria Histórica y Cultural de México, dirigida por Beatriz Gutiérrez Müller. A lo largo de su trayectoria, colaboró en diferentes periódicos y revistas nacionales, como Reforma, Milenio, La Jornada, Plural, Siempre!, Casa del Tiempo, entre muchas otras.

Entre las obras literarias de Minerva Margarita Villarreal destacan Hilos de viaje, Hogaza (1982), Palabras como playas (1990), Dama infiel al sueño (1991), Pérdida (1992), Epigramísticos (1995), La paga común del corazón más secreto (1995), El corazón más secreto (1996), Adamar (1998), La condición del cielo (2003), Tálamo (2013) y Las maneras del agua (2016), con la que ganó el Premio Bellas Artes de Poesía Aguascalientes.