Guerrero.- La comunidad de “La Esperanza”, perteneciente al municipio de Chilpancingo, sumó más de un mes incomunicada y sin recibir apoyo del gobierno municipal, tras los daños generados por la Tormenta Tropical “Narda”.

La vía de comunicación que conecta a la comunidad con el poblado de “El Ocotito”, resultó afectada por un deslave de tierra, generado por las intensas lluvias registradas el pasado 29 y 30 de septiembre.

Por las condiciones precarias del tramo carretero, es imposible el transito de vehículos, por lo que los habitantes solo pueden transitar ese punto a pie.

A través de redes sociales, los pobladores informaron que han presentado solicitudes al gobierno estatal y municipal, para que personal con maquinaria pesada acuda a despejar la tierra del tramo carretera.

El poblado de “El Ocotito”, es el principal punto donde los pobladores realizan la compra de productos médicos, insumos caseros y alimentos.

Entre la comunidad de “La Esperanza” al poblado más cercano, que es el Ocotito, los pobladores hacen alrededor de dos horas de transporte. Aun con las condiciones de la carretera, los maestros y el personal medico acuden a la localidad a pie.