Notimex.- La comunidad Rapa Nui, de la chilena isla de Pascua, continúa con su cruzada para recuperar las figuras de piedra llamadas moai que fueron sacadas de la isla y que se encuentran en museos de Reino Unido, Nueva Zelandia, Estados Unidos, Francia y Bélgica.

Los esfuerzos estuvieron concentrados en los últimos días en Londres, hasta donde llegó una delegación del pueblo Rapa Nui acompañada por el ministro chileno de Bienes Nacionales, Felipe Ward, para realizar gestiones que permitan repatriar el moai que se exhibe en el Museo Británico.

Ward señaló a la radio Biobío que sostuvieron una reunión privada de tres horas con las autoridades del museo para explicarles, de manera diplomática, el significado que tiene la figura para los habitantes de la isla chilena, ubicada en medio del Océano Pacífico.

“Yo creo que los convencimos, no voy a decir que logramos el 'sí', que nos van a devolver el moai, pero se dieron cuenta que es una causa auténtica, que no es un pedazo de piedra, que si bien es una de las piezas más importantes del museo, se entiende que es más importante para los Rapa Nui”, comentó.

Indicó que algunas autoridades del museo londinense viajarán a la isla Rapa Nui en los próximos meses para conocer el lugar, y “de alguna manera van a tener que ceder” en este tema central para los habitantes de la también conocida Isla de Pascua.

El ministro agregó que una de las propuestas es tallar en la isla un moai nuevo para el Museo Británico, con piedra del mismo lugar y realizado por artistas de la propia etnia, que podría reemplazar al que se encuentra en exhibición en la capital británica.

El moai Hoa Hakananai’a (Amigo escondido) es una de las pocas figuras labradas en basalto entre el año 1000 y 1200 después de Cristo en Rapa Nui, la isla de Pascua, distante tres mil 759 kilómetros del continente sudamericano.

La figura, que estaba en el centro ceremonial Orongo, fue sacado de Rapa Nui en 1868 por una expedición británica en el barco HMS Topaze y entregado a la reina Victoria de Inglaterra, la cual lo donó al Museo Británico de Londres para su exposición permanente.

Otra de las alternativas que se maneja para facilitar el regreso del moai a Rapa Nui, que mide 2.4 metros de altura y pesa cuatro toneladas, es su intercambio por una réplica en policarbonato que realiza el Museo Bishop de Hawaii.

De acuerdo con el catastro de los habitantes de la isla chilena, existen varios moai repartidos en varios museos del mundo, además de otras piezas de su cultura, como cabezas, torsos y fragmentos.

El Museo Nacional de Historia Natural de Estados Unidos, por ejemplo, posee en su colección un moai de 2.24 metros de altura y una cabeza; mientras que el Museo Real de Arte e Historia de Bruselas tiene una figura de tres metros de altura.

En Francia, el Museo del Muelle Branly-Jacques Chirac y el Museo del Louvre poseen tres cabezas de moai en total; mientras que el Museo de Manchester, en Reino Unido, tiene en exhibición una figura de 1.56 metros de altura.

En Nueva Zelandia, el Museo de Otago tiene en su colección un moai de 2.42 metros de altura.

En Chile, el Museo Arqueológico de La Serena y el Museo de Arqueología e Historia Francisco Fonck de Viña del Mar poseen un moai de 2.94 y 2.81 metros de altura en forma respectiva, los que también buscan sean devueltos a Rapa Nui.