Filo de Caballos, Guerrero.- El Frente de Policías Comunitarias del Estado de Guerrero, que desde noviembre irrumpieron y tomaron pueblos de la Sierra, emplazaron al gobierno estatal y federal para detener a uno de los grupos criminales que opera en la región Centro del estado.

En conferencia de prensa, el Frente de Policías Comunitarios, grupo que es señalado de nexos con una banda delictiva, dio 30 días a las corporaciones policiacas “para que capturen a los delincuentes que manchan con sangre todos los días nuestra capital histórica del estado de Guerrero”.

De manera específica, los policías comunitarios pidieron la captura de Isaac Navarrete Celis, “El Señor de la I”, quien es señalado por autoridades de justicia como líder del grupo Cártel Del Sur, que opera en los municipios de Chilpancingo y Leonardo Bravo (Chichihualco).

“El plazo empieza a partir de hoy y esperamos resultados en 30 días y si no pueden o no quieren, nosotros de manera organizada lo haremos e iniciaremos una incursión de varios miles de guardias comunitarios a la cabecera municipal de Leonardo Bravo y localidades cercanas, incluyendo la capital del estado para detener al líder criminal con nombre y apellido, Isaac Navarrete Celis, quien es el responsable de que la ciudad de Chilpancingo ocupe la segunda posición como la más insegura de México”, señalaron los comunitarios.

El pasado 12 de noviembre, más de 3 mil comunitarios de la sierra en los municipios de Heliodoro Castillo, Teloloapan, Cocula, Apaxtla y San Miguel Totolapan, irrumpieron en Filo de Caballos, municipio de Leonardo Bravo, para iniciar la expulsión del cártel que de manera histórica ha operado en ese lugar.

En las siguientes semanas, el Frente de Policías Comunitarios extendió su presencia hacia más pueblos de ese municipio con el presunto fin de liberar la carretera hasta Tlacotepec, debido a que el grupo que operaba en esa zona no permitía el acceso a maestros, médicos, transporte público y comercio.

Sin embargo, tras la toma de estos pueblos cientos de familias tuvieron que huir hacia Chichihualco, cabecera municipal de Leonardo Bravo, y actualmente mantienen un plantón en la Ciudad de México para buscar atención del presidente de la República.

En medio de esta situación los comunitarios amagaron con ingresar ahora a Chichihualco, presunto bastión del Cártel del Sur, y a Chilpancingo, siempre y cuando las autoridades de justicia no detengan a dicho grupo delictivo.

También recordaron que fue el Frente de policías, quien el año pasado habría abatido a Raybel Jacobo de Almonte, “El Tequilero”, y regresó la paz al municipio de San Miguel Totolapan.

“Por eso les decimos hoy a los gobiernos municipal, estatal y federal que nosotros no somos sus enemigos, queremos ser sus aliados naturales porque somos pueblo organizado y uniformado”, señalaron.

“Al igual que lo hicimos en San Miguel Totolapan y fue abatido Raybel, y trajimos paz a esa región, trabajaremos arduamente para detener o abatir a los delincuentes que operan en la región centro”, amagó el Frente de Policías Comunitarios.