Chilpancingo, Guerrero.- Integrantes del Frente de Policías Comunitarias del Estado de Guerrero (FPCEG), fueron los que esta mañana ingresaron a Xaltianguis, Acapulco, confirmó el vocero comunitario, Salvador Alanís.

Vía telefónica, Salvador Alanís manifestó que fueron los policías comunitarios del FPCEG los que alrededor de las 5:30 de la mañana tomaron la comandancia de la UPOEG en Xaltianguis, ubicada a 50 kilómetros de Acapulco.

Debido a la toma de las instalaciones de la comandancia de la UPOEG se registró un enfrentamiento que dejó como saldo, de manera preliminar, tres muertos y cuatro heridos, todos miembros de la UPOEG que dirige Bruno Plácido Valerio.

Según Salvador Alanís, la toma de la comandancia se debe a que la UPOEG no cumplió con el ultimátum para respetar el regreso a Xaltianguis de 30 familias que fueron desplazadas de esa localidad y actualmente radicaban en Tlacotepec, en la sierra de Guerrero.

"Debido a una división interna en la UPOEG, fueron desplazados maestros, enfermeras, transportistas, que fueron despojados de sus viviendas".

"Hoy a las 5:30 de la mañana incursionamos en Xaltianguis, y durante dos horas que duró la balacera, murieron 3 miembros de la UPOEG, dos más resultaron heridos, y nosotros tuvimos también dos heridos, uno en una oreja y el otro en el pie", señaló el vocero de la policía comunitaria.

Este grupo de policías comunitarios es el mismo que el pasado mes de noviembre del 2018 irrumpió en localidades de la sierra del municipio de Leonardo Bravo y provocaron el desplazamiento forzados de más de 2 mil personas.

Finalmente Salvador Alanís señaló que en cuanto se garantice seguridad en Xaltianguis, se buscará el regreso de las familias desplazadas de esa localidad.