Chilpancingo, Guerrero.- Egresados y estudiantes de normales públicas de Guerrero se manifestaron y bloquearon de manera parcial, por más de una hora, la autopista del sol, en el municipio de Chilpancingo en demanda de 250 plazas de docentes.

Por la mañana de este miércoles, marcharon al menos 500 normalistas del centro de la ciudad hasta la zona conocida como el parador del Marqués, en la autopista del sol.

La actividad estuvo encabezada por egresados del Frente Unido de Normales Públicas del Estado de Guerrero (FUNPEG), y fueron respaldados por estudiantes de las escuelas normales de Chilpancingo.

“Estamos buscando que se otorguen 250 plazas docentes para nuestros compañeros idóneos egresados del FUNPEG, y para ello queremos que el gobernador se reúna con nosotros porque él es el principal interlocutor con el gobierno federal, y no nos moveremos de aquí hasta que haya una respuesta”, manifestó uno de los voceros del FUNPEG, quien omitió su nombre.

En el caso de los más de 80 normalistas que resultaron no idóneos, solicitaron que se abra un proceso extraordinario para el ingreso al Servicio Profesional Docente o que se les den espacios para laborar.

"No estamos cerrados al diálogo", sentenciaron.

Durante el bloqueo indicaron que solamente se retirarían de las vías de comunicación federal si César Armenta, secretario particular del gobernador del estado, Héctor Astudillo, recibía las peticiones y pactaba una mesa de trabajo.

No obstante, ante la ausencia del funcionario los manifestantes mantuvieron el bloqueo, y denunciaron que “por el golpeteo” de los gobiernos estatal y federal, la demanda a escuelas normales fue baja.

"Queremos que se abra un proceso extraordinario para completar las matrículas en las normales públicas ya que debido al golpeteo del gobierno estatal y federal la demanda fue poca", dijo.

Fue hasta después de las 2 de la tarde cuando vía telefónica lograron pactar una reunión inmediata en el Palacio de Gobierno con César Armenta por lo que la movilización llegó a su fin.

Cabe destacar que más se 100 policías federales con equipo antimotín resguardaron el área durante el tiempo que permaneció la movilización y aunque pidieron la liberación de las vías, los normalistas permanecieron en la zona.