México.-West Ham y Southampton se citaron en el Estadio Oímpico de Londres para disputar la penúltima jornada de la Premier League... sin nada en juego. Los de Chicharito, hoy suplente, llegaban sin opciones de aspirar a posiciones europeas, mientras que el Southampton se presentó en Londres con la permanencia en el bolsillo.

Y se notó en el juego. Poca tensión y un West Ham con ganas de acabar la temporada con victoria ante su afición. Pronto llegó el primer gol de Arnautovic. Se aprovechó Mark Noble de una pérdida visitante para robar y asistir en carrera al delantero austriaco, que definió a la perfección ante el arquero rival.

En el resto de la primera parte el West Ham continuó mandando en la posesión y en las llegadas, pero sin destacar ninguna ocasión clara de gol. Al Southampton, mientras, le valía con defender ordenados para evitar el segundo.

En la segunda parte los visitantes se animaron y buscaron con más intención a Fabianski. Pero sus buenas intenciones se fueron al traste cuando Arnautovic amplió la ventaja con su segundo gol. De puro delantero... y con mucha suerte, para qué engañarnos. Masuaku apuró línea de fondo, puso el centro con la zurda y el rechace del arquero impactó directo contra la cabeza del delantero austriaco, que tan sólo tuvo que esperar a que bajase el balón para alojarlo en la red.

El tercero fue obra de Fredericks, tras una gran asistencia de Wilshere. Con esta victoria, los de Pellegrini se colocan con 49 unidades, a uno del Watford en la 'lucha' por acabar entre los diez primeros clasificados de la Premier League. Al menos esta temporada la llegada del DT chileno ha dotado al equipo de una estabilidad de la que careció el año pasado, y que a punto estuvo de mándarles a la Segunda División inglesa.