México, (Notimex).- De acuerdo al Centro de Especialidad de Estudios Psicológicos en la Infancia, hasta 90 por ciento de los menores que han sido diagnosticados con trastorno de déficit de atención e hiperactividad (TDAH), en realidad no presentan esa condición.

Claudia Sotelo Arias, directora de este Centro, dijo que en México se está generalizando el uso de fármacos para niños que supuestamente presentan el trastorno, al ser referidos al psicólogo o psiquiatra por las escuelas donde estudian.

Estos niños que son "etiquetados" como TDAH, lo que en realidad padecen es desatención por parte de sus padres, porque muchas veces no acompañan a sus hijos ni emocional ni afectivamente. En estos casos, el menor presenta bajo rendimiento escolar e incapacidad para concentrarse en clase.

En ocasiones cuando los menores viven escenarios de violencia en casa; divorcio de sus padres o son maltratados psicológicamente o físicamente, e incluso pueden estar viviendo abuso infantil, este puede ser un antecedente del problema.

De igual forma, la especialista comentó que antes de ese trastorno, los niños pueden tener depresión, insomnio o en el caso de los hiperactivos, cuadros de angustia y ansiedad o inmadurez emocional.

La solución en gran parte de los casos es poner mayor atención afectiva a los niños, escucharlos, reforzar su autoestima y olvidarse de los fármacos que pueden provocar mucho daño, si el niño no tiene esta enfermedad, subrayó.

Sotelo Arias precisó que para diagnosticar o descartar los trastornos de déficit de atención (TDA) o TDAH existen pruebas estandarizadas que deben aplicar psicólogos que tengan cédula profesional y que sean especialistas en la aplicación de dichas baterías.