El sobreviviente del movimiento estudiantil de 1960, Constantino Salmerón Catalán, recordó que el objetivo de aquel movimiento que culminó con el asesinato de 19 jóvenes para lograr la autonomía de la Universidad Autónoma de Guerrero fue garantizar la educación a sectores sociales pobres, elevar el nivel académico y cultural del estado, y no para que fuera un trampolín político o para perdurar caciques, en referencia a las intenciones de reelección del rector Javier Saldaña Almazán.

Entrevistado este día en su despacho, Salmerón Catalán recalcó que “las cosas deben ser muy separadas” y no debe mezclarse a la Uagro con la política. Opinó que la reelección de autoridades universitarias, como se plantea en la iniciativa que envió el gobernador Héctor Astudillo Flores al Congreso del estado, no debe darse, porque “se tiene que dar paso a cada uno de los académicos y autoridades con capacidades intelectuales para poder manejar todas las cosas que se están haciendo”.

Sobre la posible reelección de Saldaña Almazán, dijo que no debería reelegirse, para hacer un análisis comparativo de su gestión con la de futuros rectores, a quienes se les debe dar oportunidad de aportar a las áreas académicas, administrativas  y culturales de la Uagro.

“Estoy enterado que el rector envió un propuesta al Congreso para una reelección, pero yo pienso que no debe reelegirse, si tiene una capacidad intelectual debe dar paso a los demás para que vea lo que él hizo en su gestión y comparar las acciones… Siempre exigimos a los rectores mantener el nivel y que no hagan compromisos políticos, ellos manejan un presupuesto mucho muy importante, pero eso no quiere decir que para que sigan en el poder de las manos de la rectoría, que no se use nuestra institución para este tipo de negocios”, declaró.

Dijo que quienes sean políticos deben dedicarse a la política porque los fines de la universidad son de investigación, culturales, profesionales y académicos, no para catapultar políticamente a quienes la dirigen. Recordó que Saldaña Almazán se le ha visto en un sinfín de anuncios espectaculares, sobre todo en tiempos electorales, “como en las pasadas campañas, y aunque lo hacía con la tónica de promocionar a la Universidad, la gente lo veía como el fin político”.

Dijo que cuando la autonomía de la Universidad estaba en apogeo, “ni universidad ni gobierno se podían ver”  lo cual ha cambiado “y ahora se ven a gobernantes en actos de la Universidad”.

Respecto a la iniciativa que Astudillo envió al Congreso para que sea reformada la Ley Orgánica de la Uagro, y con ellos se permita la reelección inmediata del rector, directores y consejeros, Salmerón llamó a los diputados para que “analicen a conciencia” una reforma a la casa de estudios del estado.

Acotó que las propuestas de cambio a la Ley Orgánica universitaria deben ser encaminadas a mejorar el nivel académico y cultural, “no para buscar cargos personales”, como es el caso de la iniciativa que Astudillo envió al Congreso a petición del rector.