Alrededor de 20 damnificados por los huracanes Ingrid y Manuel de 2013, se manifestaron esta mañana en la glorieta de La Diana, donde representaron un “via crucis” para exigir a los tres órdenes de gobierno que cumplan con los recursos prometidos a los afectados.

El dirigente de los damnificados, Gregorio Nava  Valenzo explicó que el objetivo era darle 300 vueltas a la glorieta, con algunos de los damnificados arrastrando cruces de madera.

Asimismo, recordó que el nueve de febrero de este año se reunieron con el delegado estatal de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), José Manuel Armenta Tello y con el delegado de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol), Armando Soto Díaz quienes se comprometieron a entregar los recursos, pero hasta la fecha no han entregado nada.

Por ello, llamó al presidente de la República, Enrique Peña Nieto y al gobernador de Guerrero, Héctor Astudillo Flores para que ordenen a sus funcionarios la entrega de los  recursos que llevan más de dos años y medio esperando respuesta.

Nava Valenzo denunció que el gobierno del estado está entregando a damnificados de varios municipios casas en pésimas condiciones, que no pueden ser habitadas por el riesgo que representan.

Señaló que no sólo son las 300 personas damnificadas que él dirige, sino miles de familias en La Montaña que fueron afectadas y la fecha no han recibido ninguna ayuda.

Finalmente comento que los manifestantes son de las colonias populares del Coloso, Colosio, Sabana, Renacimiento, Pie de la Cuesta, Tuncingo y Pedregoso.

Inicialmente, los damnificados dieron cinco vueltas y después bloquearon intermitentemente la avenida Costera con dirección Base-Caleta.

Gregorio Nava aseguró que se cumpliría con las 300 vueltas.