México.- El director general de la Comisión Nacional Forestal (Conafor), Jorge Castaños Martínez, aceptó que concluyeron los contratos de 394 plazas eventuales, equivalentes a 67 por ciento del personal en las gerencias estatales.

“Nos duele su salida y sus consecuencias, sin duda son historias personales; sin embargo, sus contratos tenían fecha de vencimiento en junio”, dijo al inaugurar el foro Programas de Manejo Forestal, a escala predial con fines de producción maderable en ecosistemas templados-fríos.

Ante la política de austeridad del gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador, Castaños Martínez expresó que la institución está en espera de una propuesta de rediseño institucional, para mantener sus oficinas de representación con un enfoque incluyente y cercano a las comunidades, mediante un modelo regional y de promotorías a escala estatal.

“No estamos parados ni pasmados, tenemos que ser más eficientes en el contexto de reducción de personal y garantizar apoyos y trámites a los usuarios”.

El funcionario aseguró que se cumplirá con la verificación y pago de apoyos que otorga la Conafor, trabajando para que sus trámites sean fáciles.

Resaltó las tareas de la prevención y la corresponsabilidad con los dueños de la tierra para reducir los incendios forestales.

“Nuestra prioridad va a centrarse en el manejo forestal comunitario en bosques, selvas, zonas áridas y el control de acahuales en regiones prioritarias como la península de Yucatán, el Corredor Interoceánico, Plan Social Guerrero, Triángulo Dorado, la zona rarámuri de Chihuahua, Durango, Coahuila y Nuevo León, así como el programa Sembrando Vida en Durango.

En el acto, que se llevó a cabo en Guadalajara, Jalisco, Jorge Castaños mencionó a los asistentes su interés por la vinculación con la producción y productividad forestal, la disminución del déficit de la balanza comercial, el combate a la tala ilegal y la conservación de la biodiversidad de los recursos forestales del país.

El pasado miércoles, la Red Mexicana de Organizaciones Campesinas Forestales y el Centro Mexicano de Derecho Ambiental dieron a conocer que casi 70 por ciento del personal de confianza de Conafor fue despedido, y denunciaron que la dependencia responsable de la política forestal opera de manera “casi simbólica ya que en algunas gerencias como Tlaxcala y Campeche se han quedado solo tres personas a cargo de las oficinas estatales”.

Lamentaron que debido al recorte no se puedan realizar las actividades mínimas administrativas y mucho menos las de campo, lo que pondrá en riesgo la política forestal.