México.- Las comunidades indígenas de los pueblos Maya Peninsular y Chol obtuvieron una suspensión definitiva a los trabajos del Tren Maya que solamente aplica en la comunidad de Xpujil del municipio de Calakmul en Campeche.

En la resolución de la Jueza Primera de Distrito del estado se establece que el Fondo Nacional de Fomento al Turismo (Fonatur) no podrá realizar obras nuevas en los límites geográficos de esta comunidad.

El Fonatur indicó que a diferencia de la suspensión provisional dictada anteriormente, ahora se le permite hacer licitaciones y obras en más de 99 por ciento del total de tramos, que es de mil 500 kilómetros.

“La suspensión provisional afectaba cualquier obra en los casi mil 500 kilómetros. Ahora la jueza acotó a obras nuevas en los límites geográficos de la comunidad de Xpujil”, señaló el organismo gubernamental.

“Con el objetivo de salvaguardar los derechos de todos los habitantes, Fonatur continuará el diálogo con las 19 personas que interpusieron el amparo”, indicó.

Tampoco impide que se realice la obtención de permisos ambientales y de cualquier otro rubro; elaboración de presupuestos y proyectos etcétera porque dichos actos no conllevan un daño inminente a la comunidad quejosa.

Las comunidades indígenas reclamaron que, en la consulta ordenada para la aprobación del Tren Maya, no se respetaron sus derechos y libertades pues en la misma se violaron sus derechos de información previa, de participación de los pueblos indígenas, de mecanismos y las formas de las comunidades y pueblos deliberan para la toma de decisiones sobre acciones gubernamentales que les afectan, al principio culturalmente adecuada y de acceso a la información precisa y cabal, buena fe y consentimiento libre.

Lo anterior en perjuicio de los pueblos indígenas de Campeche, Yucatán, Quintana Roo, Tabasco y Chiapas.