Méxcio, (Notimex).- La corte de apelación de París ratificó una condena de tres años de cárcel en suspenso contra el hijo del presidente de Guinea Ecuatorial y vicepresidente del país, Teodorín Obiang, y al pagó de una multa de 30 millones de euros (32.9 millones de dólares) por malversación de fondos públicos.

El tribunal francés ordenó también la confiscación de todos los bienes de Obiang, incluida una suntuosa mansión en la Avenida Foch de París, una de las zonas más exclusivas de la capital francesa.

Obiang fue declarado culpable por un tribunal francés en 2017 de haber saqueado los cofres estatales de su país para financiar su estilo de vida en Europa.

El tribunal ratificó la condena contra Obiang por una serie de cargos de lavado, relacionados con la malversación de fondos públicos, el uso indebido de activos corporativos y el abuso de confianza.

La condena contra Obiang fue la primera contra un dirigente africano en el caso conocido como el de “bienes mal habidos”.

Los fiscales estiman que lavó 150 millones de euros (163.6 millones de dólares) en fondos malversados ​​en Francia.