México, Notimex.-Willem Holleeder, considerado el gángster más famoso de Holanda y conocido por su participación en el secuestro del magnate cervecero Freddy Heineken, fue condenado hoy a cadena perpetua por ordenar una serie de asesinatos, informaron fuentes judiciales.

Tras el juicio más largo y costoso en la historia de Holanda, el presidente de la corte Frank Wieland leyó la sentencia contra Holleeder, de 61 años, quien se encogió de hombros, mientras los familiares de las víctimas estallaron en gritos y aplausos, en el tribunal de máxima seguridad, conocido como "el búnker".

Célebre por ser considerado el cerebro del secuestro del magnate de la industria cervecera Freddy Heineken, en 1983, Holleeder encabezó un grupo delictivo en el que ordenó varios asesinatos.

La justicia holandesa encontró culpable a Holleeder de ordenar los homicidios de su cómplice y cuñado, Cor van Hout; de Willem Endstra, un agente inmobiliario sospechoso de lavado de dinero; y de John Mieremet, quien intentó extorsionar a Endstra.

También, del traficante de drogas Kees Houtman, y de Thomas van der Bijl, dueño de un bar y quien facilitó el auto para el secuestro de Heineken.

Holleeder, quien fue arrestado en 2014, siempre ha reiterado su inocencia, al señalar que aunque tenía tratos con criminales serios, ello no implicaba que hubiera cometido los delitos de los que se le acusa, de acuerdo con el diario local Metro.

El tribunal que condenó a Holleeder se basó principalmente en declaraciones de testigos, incluidas las hermanas y una exnovia del acusado, por lo que su defensa argumentó que hicieron falta elementos más contundentes como pruebas de ADN o huellas dactilares, por lo que adelantó que apelará la sentencia.