México.-La imagen extravagante de Walter Mercado durante sus 50 años en la televisión hispana forjaron una imagen muy conocida e imitada del astrólogo, pero poco se sabía de su vida privada.

El puertorriqueño murió a los 87 años este sábado 2 de noviembre, pero cuando tenía 71 años encontró a su “alma gemela”. Una mujer de origen brasileño llamada Mariette Detotto, con quien trabajó en la misma empresa.

Era tal la certeza del vidente que en 2004 confesó, durante una entrevista, que no descartaba casarse con la mujer, que trabajaba como bailarina, actriz y modelo, al posar para la portada de la revista Playboy a finales de los años 80.

Según el diario mexicano La Crónica, Mercado dijo a un periodista puertorriqueño sobre su boda: “El casamiento ante Dios es más serio que un papel firmado, que muchas veces no dura nada. La unión del alma y la del cuerpo no se puede desligar”.

Y es que su amor iba más allá de lo físico, pues Walter lo describí como "puro y sincero".

Ella y yo somos almas gemelas, hemos compartido viajando juntos y nos besamos en la boca porque ella es una mujer libre, soltera, bonita, amorosa y la boca de una mujer es la entrada hacia su alma

Por su parte, Mariette dijo en una entrevista con la revista TVNotas USA que sí estaba enamorada de Walter Mercado y que lo que más le atraía de él era su mirada, además de “su inteligencia, el cariño. Y me gusta porque aunque haya trabajado mucho, él siempre tiene una sonrisa. Yo intento aprender de él, pero es único”.

Fue Mariette quien provocó que años de abstinencia terminaran para el astrólogo, quien también confesó que llevaba años sin ningún encuentro sexual.

Walter Mercado apoyó la carrera de su amada y hasta la presumió en el programa “Sábado Gigante”, de Don Francisco, quien quiso casarlos en vivo durante su legendario show, aunque él se negó porque no quería precipitar nada.

Mariette es la segunda mujer que se conoció en la vida de Walter Mercado, pues en la biografía del astrólogo se destaca que en su juventud era actor y coreógrafo, pero enfrentó una dura prueba que cambió su vida.

En 1968, una joven modelo y sobrecargo que era su pareja, murió en un accidente aéreo en República Dominicana. Walter cayó en depresión, y junto a su hermana viajó a la India a buscar “el porqué” de la muerte. Entró al centro donde Bhagwan Shree Rajneesh, mejor conocido como Osho, lo acogió como su discípulo número 13. Estudió varias filosofías, culturas y religiones como el Budismo, el Taoísmo y el Hinduismo, pero todo lo regresaba a su obsesión de cuando era niño: las estrellas y el mundo astral.

Y es que desde temprana edad demostró sus habilidades psíquicas, y hasta lo conocían como “Walter de los milagros”. A esa edad, explica en su sitio web, le advirtió a su maestra que la campana de la escuela se caería. Un día después, asegura, su predicción se cumplió.

Pero hace 50 años comenzó su carrera en la televisión como astrólogo, y desde entonces se convirtió en un ícono hispano y de Puerto Rico.