#Guerrero

Confirma gobernador que monjas de Chilapa huyeron por la violencia

Sobre el tema, el gobernador comentó que ya había escuchado la situación de las monjas “por gente de Chilpa”.

Por Luis Jijón León, 2018-02-13 19:45

Guerrero.- El gobernador Héctor Astudillo Flores confirmó que un grupo de monjas abandonó el municipio de Chilapa por la violencia, tras el asesinato de los familiares de una de las monjas.

Entrevistado al concluir el festejo del Día del Policía Estatal en Casa Guerrero, el gobernador fue cuestionado por la situación de las monjas que se encontraban al frente del Colegio Morelos en Chilapa, tema del cual dijo ya estaba enterado.

De acuerdo con el obispo de la Diócesis Chilpancingo-Chilapa, Salvador Rangel Mendoza, las monjas abandonaron el municipio luego de que asesinaran a los padres y una hermana de una de las monjas.

Sobre el tema, el gobernador comentó que ya había escuchado la situación de las monjas “por gente de Chilpa”. Sobre el abandono del Colegio Morelos dijo que “hay que revisar cuál ha sido el alcance de los que están haciendo (las monjas), pero si estaba yo enterado, hay que ver en qué podemos ayudar”.

De acuerdo con el obispo dos de los cadáveres que fueron encontrados desmembrados en 15 bolsas de plástico el 30 de enero, y una joven de 18 años que fue hallada degollada el 3 de febrero en Chilapa, eran los padres y una hermana de una monja guadalupana, lo que las obligó a huir del municipio.

En otro tema, al gobernador se le preguntó por el operativo y cateo que realizaron Policías de la Agencia de Investigación Criminal (AIC) ayer en la colonia 20 de noviembre, donde detuvieron a integrantes de un presunto grupo delictivo que opera en Chilpancingo.

El mandatario dijo tienen conocimiento que se realizarán operativos, pero no saben en qué lugar se realizarán “precisamente por las filtraciones que pueden darse en el momento de hacer operativos”.

#Guerrero

Mariana García advierte a diputados traidores que no pueden exigir nada

La diputada local de Morena dejó en claro que los tres diputados no están en condiciones de negociar ningún espacio.

Por Luis Jijón León, 2018-10-22 15:17

Chilpancingo, Guerrero.- Los tres diputados que se ausentaron de la sesión en la que se integraron las 33 comisiones, Teófila Platero Avilés, Marco Antonio Cabada Arias y Carlos Cruz López no tienen calidad moral ni están en condiciones de exigir ser integrados en las comisiones, pero será la fracción de Morena quien tome la decisión, adelantó la diputada, Mariana García Guillén.

Consultado vía telefónica, la diputada dijo que hasta el momento los tres diputados no han dado una explicación, solo han hablado con el coordinador de bancada, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros, y será mañana cuando se reúnan en la fracción para tomar una decisión.

“Si se dieran estos espacios tendríamos que consensarnos entre todos y no serían para presidirlas, esto es un hecho, no presidirían ninguna comisión, se incorporarían a algunas secretarías algunas vocalías con el ánimo de generar nuevamente el establecimiento de la unidad, no por otra razón ni por otro motivo”, comentó consultada vía telefónica.

La diputada dejó en claro que los tres diputados no están en condiciones de negociar ningún espacio, “sino todo lo contrario, justo lo que no tiene es calidad moral y ética para llegar a exigirnos espacios”, comentó.

“No vamos a lincharnos, vamos a abonar a que logremos cohesión del grupo porque necesitamos estar unidos y sacar reformas. Su retorno no tendría que estar supeditado forzosamente a incorporarlo a algunos espacios dentro de las comisiones”.

De la explicación que den ante la fracción dependerá si lo integran a las comisiones o no, “porque hasta el día hoy no han querido justificar lo injustificable, no lo han hecho en el espacio que tendrían que hacerlo, en su bancada, lo han hecho en medios de comunicación, en tribuna, pero no lo han hecho en la fracción”, dijo.

#Guerrero

Normalistas toman la caseta de Palo Blanco en Chilpancingo

Un centenar de estudiantes de la Centenaria Escuela Normal del Estado “Ignacio Manuel Altamirano” pidieron una audiencia con el gobierno.

Por Alejandro Ortiz, 2018-10-22 14:59

Chilpancingo, Guerrero.- Un centenar de estudiantes de la Centenaria Escuela Normal del Estado “Ignacio Manuel Altamirano” (Ceneima), tomaron la caseta de cobro en Palo Blanco, municipio de Chilpancingo, para pedir una audiencia con autoridades estatales y de educación.

La mañana de este lunes, un grupo de normalistas con el rostro cubierto, tomaron dos autobuses de la central en Chilpancingo, los cuales serian usados para una actividad de protesta.

Los autobuses ingresaron a las instalaciones de la Ceneima y alrededor de la 1 de la tarde, decenas de estudiantes salieron hacia el sur de la ciudad por la autopista del Sol, a bordo de los vehículos.

El grupo de normalistas, entre hombres y mueres con el rostro cubierto, tomaron el control del peaje en la caseta de Palo Blanco, ubicada al sur de Chilpancingo, y pidieron una cooperación de 50 pesos a los automovilistas que pasaban por el lugar.

“Hemos acudido a diversos funcionarios para hacer petciones sobre algunas situaciones al interior de la normal. El año pasado hubo un conflicto docente y hasta el día de hoy no se ha podido restablecer totalmente la actividad escolar”, señaló uno de los normalistas.

De igual modo señalaron que se encuentran detenidas las becas de manutención y cuarto año, debido a la ausencia de un subdirector administrativo, lo cual consideró como preocupante.

Al lugar de la protesta arribaron policías federales, representantes del gobierno y directivos de la Ceneima que buscaron dialogar con el grupo de manifestantes a fin de terminar con la protesta, sin embargo ésta se extendió hasta minutos antes de las 3 de la tarde.

#Acapulco

Hoteles y refresquera gozan del agua que no tienen los acapulqueños

El director de la Capama, Mario Pintos Soberanis, denunció que la mayoría de las concesiones se otorgaron en la zona Diamante del puerto,

Por Elibeth D Nicolas, 2018-10-22 14:17

Acapulco, Guerrero.- El nuevo director de la Comisión de Agua Potable y Alcantarillado del Municipio de Acapulco (Capama), Mario Pintos Soberanis, informó que no solo un hotel en Acapulco se encuentra concesionado, sino más hoteles en Punta Diamante, condominios y hasta una empresa de refrescos.

En conferencia de prensa, después de su nombramiento como nuevo director de Capama, Pintos Soberanis señaló que la deuda total que tiene la dependencia es de mil 470 millones de pesos, los cuales se deben a proveedores y a la Comisión Federal de Electricidad.

“Sobre esta situación ya se envió un oficio a las autoridades competentes para que se investigue, pero debo decirles que no solo un hotel se encuentra concesionado, sino existen más; no quiero decirles porque no soy chismoso, esto se tendrá que investigar”

“También se benefician condominios y hasta una fábrica de refrescos”, denunció Pintos Soberanis.

Mencionó que la Capama contará con un despacho contable por parte del Colegio de Contadores Públicos para que puedan realizar una auditoría a la dependencia.

Agregó que buscarán instalar tecnología avanzada para los sistemas de bombeo para se ahorre energía eléctrica, porque la mayoría del recurso que entra para esta dependencia se va en el sistema de bombeo para colonias populares.

Se comprometió en reparar el sistema de servicio hidráulico que existe en la ciudad para poder superar el 70 por ciento del bombeo de agua que se maneja y hacer cumplir las políticas de gobierno del presidente electo, Andrés Manuel López Obrador.

Este jueves, adelantó, tendrán una reunión en la Ciudad de México donde se reunirán con el presidente electo, Andrés Manuel López Obrador, el delegado de la Comisión Nacional del Agua (Conagua), el delegado de la Capaseg y la presidenta municipal, Adela Román Ocampo.