México.- El Secretario de Salud de Baja California, Alonso Pérez Rico, confirmó que hay un brote de coronavirus entre personal de salud en unidades del sistema sanitario del estado, incluyendo el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS).

“Tenemos que determinar, saber exactamente cuál es el recuento de daños”, comentó el funcionario estatal, quien apuntó que “el departamento de Epidemiología está investigando qué fue lo que pasó, para garantizar la mitigación del daño al sector salud, porque es muy importante entender que la gran mayoría de los médicos trabajan en diferentes instituciones. Lo que queremos es ver hasta dónde llegó ese brote”.

Indicó que la dependencia a su cargo lo que está pidiendo es que ahorita se tomen las medidas extremas para tener equipos de protección personal en todo el trabajador de salud que pise un hospital designado COVID específico. “Todos los trabajadores de los hospitales que entraron en reconversión de la Secretaría de Salud tienen que tener su equipo de protección personal nivel 2”.

Abundó que la situación de contagio intrahospitalario está siendo atendido por el departamento de epidemiología del Seguro Social desde que empezaron a presentar casos confirmados.

“A nosotros nos indicaron los mismos trabajadores que estaban saliendo positivos”, reveló Pérez Rico y agregó que ya se entabló comunicación con la delegada del IMSS en el estado, Desirée Sagarnaga Durante, para “ver en qué podemos ayudar, en el afán de que protejamos al personal”.

Ante la posibilidad de que algunas clínicas sean suspendidas, Pérez Rico afirmó: “ahorita ninguna hasta que se determine la extensión del daño que se ha tenido. No podemos decir que se va a suspender alguna clínica u hospital porque todas son esenciales, sin embargo, tenemos que seguirlas operando con los más altos estándares de seguridad”.

Por otro lado, expuso que el IMSS hizo reconversiones de algunos hospitales, otros están trabajando de forma mixta, y otros más están trabajando en su totalidad COVID-19.

Al corte de este viernes, 10 de abril, en la entidad había 304 casos confirmados de coronavirus y 25 defunciones. Los casos sospechosos sumaban 327.