La Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) confiscó 266 ejemplares del zoológico Zoochilpan, ubicado en el municipio de Chilpancingo, Guerrero, debido a que no fue exhibida la documentación sobre su legal procedencia.

La dependencia federal informó, a través de un comunicado, que la delegación en Guerrero de la Profepa visitó el zoológico, para verificar que el manejo de ejemplares en confinamiento se ajustara a los requerimientos de la Ley General de Vida Silvestre y su Reglamento.

Como resultado de la inspección se aseguraron 266 ejemplares de fauna silvestre, que incluye especies como: tigre de bengala, tigrillo, jaguar, hipopótamo del Nilo, jirafa, bisonte americano, mono araña, mono patas, lémur cola anillada, tortuga orejas rojas, tortuga dragón, pitón bola, iguana verde, flamenco rosa y pato pijiji.

Según personal del zoológico, consultado vía telefónica, los animales podrían ser retirados del recinto ante la falta de espacio y el aumento de la población.

Recientemente, el zoológico recibió el alumbramiento de un jaguar y un ñu, así como varios pecaríes y venados cola blanca.

Tambien en Aguascalientes confiscan 111 animales

Asimismo, se informó que a través del Programa Nacional de Inspección a Zoológicos, la delegación federal de la Profepa en Aguascalientes constató que el zoológico El Serengueti y El Jocoque, en el municipio de San José de Gracia, carece de un inventario actualizado de las especies que maneja y cuenta con especies que no han sido autorizadas en su plan de manejo.

Detalló que el inspeccionado presentó un informe anual que no corresponde con el periodo establecido para su entrega y no exhibió la documentación para acreditar la legal procedencia de 111 ejemplares de vida silvestre.

Ante esa situación se aseguraron: cinco hienas moteadas y otras cuatro marrón; cuatro guepardos, dos caracales, dos cervales, 34 antílopes (de distintas especies) y 11 tortugas terrestres africanas, entre otros ejemplares de vida silvestre.

Según Profepa, las inspecciones a zoológicos forman parte de la estrategia para verificar los niveles de cumplimiento de la legislación ambiental en la materia.

Redacción, con información de Profepo