Chilpancingo, Guerrero.- Tres heridos y 49 hectáreas invadidas, han sido los resultados de un conflicto agrario entre los poblados de Jilcaya de Tovar y El Jicaral, pertenecientes al estado de Guerrero y Oaxaca, respectivamente.

El comisario Juvenal Mendoza, señaló que el conflicto entre ambas comunidades, inició desde el 2006, cuando pobladores de el Jicaral comenzaron a apropiarse de terrenos y a talar arboles para abrir caminos.

La pugna por la apropiación de terrenos se agudizó en los últimos días, cuando surgió un grupo armado entre los limites del estado de Guerrero y Oaxaca, el cual, inicio a intimidar a los pobladores.

Este domingo, el mismo grupo proveniente de el Jical, irrumpió en los márgenes de Jilcaya de Tovar, y realizó disparos, dejando cómo saldo tres personas heridas.

Hasta el momento, el subsecretario para Asuntos Agrarios del Gobierno Estatal, Fernando Jaimes Ferrel giró un oficio en el que se declara incompetente por un un asunto de carácter federal.

Se solicitó la intervención de la Procuraduría Agraria, del delegado de Programas Integrales de Desarrollo, Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros y del propio presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, pero no ha habido respuestas.

Juvenal Mendoza explicó que ademas de solicitar la intervención de las autoridades de los tres órdenes de gobierno, también exigió la intervención del Ejército Mexicano y de la Policía Estatal y Federal.

De acuerdo a los pobladores, el conflicto agrario puede estañar a tal grado de provocar diversas perdidas de vidas humanas.