Chilpancingo, Guerrero.- El pleno del Congreso local aprobó por unanimidad de votos la reforma al Código Penal del estado, que permite imponer un castigo de hasta 25 años de cárcel a quienes cometan el delito de extorsión, iniciativa propuesta por la diputada de Morena, Mariana García Guillén.

En la sesión de este jueves, el diputado integrante de la Comisión de Justicia, Moisés Reyes Sandoval presentó el dictamen con el cual se reforman los artículos 243 y 244 del Código Penal del estado.

El Código Penal establecía penas de cinco a 15 años de prisión a las personas que cometan el delito de extorsión, sin embargo, con la reforma las sentencias se elevan de 10 a 25 años de cárcel, con lo que se busca inhibir la incidencia de ese delito que afecta principalmente a empresarios y comerciantes.

En la argumentación el diputado señaló que la extorsión es uno de los delitos de más alto impacto, que desactiva la actividad económica y la inversión en la sociedad, además de registrar un incremento en los últimos años.

“Los delincuentes en Guerrero que realizan este ilícito alardean y presumen su pertenecía a un grupo delictivo organizado. Afirmando que esto se convierte en un problema crítico para la seguridad del estado”, señaló.

Iniciativa para prohibir el plástico

El diputado Pablo Amílcar Sandoval Ballesteros presentó una iniciativa por la cual se adiciona el artículo 49 Bis a la Ley de Aprovechamientos y Gestión Integral de los Residuos del estado de Guerrero, que pretende establecer la prohibición de la utilización de plásticos desechables de un solo uso mediante la regulación, y prohibición en los establecimientos para coadyuvar a proteger el medio ambiente, mejorar la calidad de vida y garantizar los derechos fundamentales a la salud.

Se aprobó también el dictamen de la Comisión de Asuntos Políticos y Gobernación por el cual se les niega a las regidoras de San Luis Acatlán, Fausta Ricardo Pantaleón y Olga Orozco Morales desempeñar funciones docentes y edilicias.