México.- El pleno de la Cámara de Diputados aprobó en lo general y en los particular las reformas constitucionales sobre revocación de mandato y consulta popular que, entre otros aspectos, abre la posibilidad de remover al Presidente de la República por la vía del voto libre, directo y secreto, a condición de que participe al menos 40 por ciento de los electores inscritos en la lista nominal.

Avalado en lo general con 372 votos a favor y 75 en contra, el proyecto fue turnado a los congresos locales para su análisis y eventual ratificación por al menos 17 de los 32.

De acuerdo con el dictamen, la revocación de mandato podrá ser solicitada una sola vez en cada periodo sexenal y con las firmas de un número de ciudadanos equivalente a 3 por ciento del listado nominal, es decir, alrededor de 2.7 millones de electores al día de hoy.

Para la eventual remoción del presidente Andrés Manuel López Obrador se estableció un artículo transitorio que permitiría celebrar la consulta revocatoria en marzo de 2022, cancelando la posibilidad de coincidir con las elecciones federales intermedias, como lo plantearon originalmente el Ejecutivo y Morena.

En caso de proceder la revocación de mandato por el voto mayoritario de los electores, el presidente del Congreso General asumiría provisionalmente la titularidad del Poder Ejecutivo y, dentro de los 30 días siguientes, diputados y senadores designarían al responsable de concluir el periodo sexenal.