Menos de 50 maestros de la CETEG, del grupo que lidera Reyes Ramos Guerrero, protestaron en las puertas del Congreso local en demanda de que se atienda un pliego petitorio.

Por ello, dos docenas de policías estatales con equipo antimotín fueron desplegados frente al recinto legislativo, a pesar de que los maestros hasta llevaron sillas para sentarse a esperar.

Desde la una de la tarde, los maestros exigieron a los diputados de la 61 Legislatura el análisis de la reforma educativa en Guerrero.

"Hay puntos legislativos en los cuales los diputados pueden hacer algo, por ello pedimos la intervención de los diputados para la atención de este tema", señaló Reyes Ramos Guerrero, secretario general de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación (CETEG).

Entre otras demandas, manifestaron su total rechazo a la evaluación docente y alertaron que ningún profesor de la Coordinadora asistirá a dicha prueba.

"Los maestros que aceptan ir, están aceptando de manera automática entregar su plaza. Nosotros no vamos a aceptar la evaluación a pesar de las amenazas de autoridades educación”, advirtió Reyes Ramos.

A las dos de la tarde se recibió la solicitud por parte de representantes del poder legislativo y los maestros se retiraron para instalar su asamblea regional y acordar acciones.